3 consejos para empezar a plantar en tu jardín
Es posible que te guste la jardinería pero que no te sientas todo un profesional, es posible que quizá te consideres un principiante que aunque a veces te equivocas y cometes errores no te frustras porque ¡para aprender hay que errar! Y lo mismo ocurre con tu jardín. De vez en cuando es necesario equivocarse para después aprender y poder obtener resultados mucho más provechosos.

Pero si necesitas algunos consejos de jardín porque te consideras poco experto y quieres empezar a plantar, no te preocupes porque hoy te traigo algunos que te vendrán bien y que te harán darte cuenta de algunos trucos que puedes seguir en tu jardín desde hoy mismo.

Conoce la zona donde vives

Para poder sacar el máximo partido a tu jardín tendrás que conocer la zona en la que vives porque algunas plantas podrán crecer y otras no. El clima y las horas de sol son fundamentales para poder escoger las plantas que mejor vivirán en tu jardín. Tienes que conocer los límites y las posibilidades que te ofrece tu jardín. Si necesitas asesoramiento de tu zona puedes acudir a un centro de jardinería local para poder conocer las mejores plantas de tu región.

3 consejos para empezar a plantar en tu jardín

Pon a prueba tu suelo

Para obtener el mayor provecho de tu suelo no olvides en que debes conocer el pH de tu sueño y saber los niveles de los nutrientes. Para poder hacerlo puedes enviar una muestra al vivero más cercano de tu hogar y que te lo analicen. En los resultados te podrán decir cuáles son los ácidos y los alcalinos de tu suelo y cómo afecta a la absorción de tus plantas. Así podrás decidir cómo plantar, cómo tratar el suelo y qué plantas son mejores para tu jardín.

Además también tendrás que saber cuál es la textura de tu suelo. para ello coge una pala y coge un poco de tierra, después tócala con tus manos. Si es demasiado duro o arcilloso será difícil para la mayoría de las plantas poder crecer. Si esto te ocurre tendrás que añadir tierra fresca, mantillo e incluso abono. Y además deberás airear la tierra antes de la siembra.

Empieza por las plantas más fáciles

El cultivo de las hortalizas es una divertida introducción a la jardinería porque apenas tardan en crecer y si cometes algún error no habrás perdido mucho de tu tiempo. Los girasoles son también una buena opción ya que crecen rápidamente y muy alto.