controlar-problemas-cesped-1

Hay plagas y enfermedades que pueden invadir el césped, dificultando su desarrollo. Entre las plagas más graves están las hormigas, que desentierran las semillas recién distribuidas y dejan montoncitos de tierra sobre la superficie. Los topos y gusanos del suelo también son temibles. Las enfermedades producidas por hongos, como el dólar, provocan manchas irregulares. Pero uno de los problemas más graves son las malas hierbas, que compiten con el propio césped.

controlar-problemas-cesped-2

Las malas hierbas pueden aparecer en cualquier momento, salvo cuando hay heladas, y suelen invadir praderas descuidadas, aunque también las que han sido abonadas con materia orgánica contaminada con semillas. Las más peligrosas son las perennes con raíces muy profundas, que se rompen al tirar de ellas. Las anuales tienen raíces poco profundas y se pueden extraer a mano o con la azada. Lo mejor es evitar su aparición utilizando materia orgánica ( mantillo o turba) bien desinfectada al sembrar o plásticos negros. También son útiles las escardas y binas al preparar el terreno y aplicar un herbicida de contacto.

controlar-problemas-cesped-3

Los topos se detectan durante el otoño cuando, al construir sus madrigueras, van depositando la tierra que extraen sobre la pradera, formando unos montones. Estos animales provocan desniveles en el césped, por lo que es aconsejable evitar su presencia en nuestro jardín. La mejor manera es utilizando ahuyentadores específicos comerciales o soluciones caseras, como dejar trapos empapados en gasolina en sus galerías o bolas de naftalina.

controlar-problemas-cesped-4

Las hormigas viven en colonias y les gusta desenterrar semillas, que llevan a sus hormigueros. En el césped estos insectos resultan muy molestos ya que depositan montoncitos de tierra en la superficie mientras construyen sus hormigueros. Estos montones, además de sen antiestéticos, dificultan la siega. Una forma de librarse de ellas consiste en repartir unas semillas antes de sembrar definitivamente, para localizar dónde las llevan y poder actuar sobre su refugio.

controlar-problemas-cesped-5

Entre los problemas más graves del césped están las larvas de típula y el gusano de alambre. Se alimentan durante el invierno por debajo de la pradera. Sus daños no se dejan ver hasta el verano siguiente, cuando aparecen zonas amarillentas irregulares en el césped que además crece con dificultades, ya que estas plagas se alimentan de las raíces. Se debe airear el césped a menudo para que los insectos queden al descubierto y aplicar algún insecticida del suelo.

controlar-problemas-cesped-6

Los ataques del hongo Sclerotinia homoeocarpa o dólar se producen más a finales del verano y se manifiestan por manchas de color paja o pardo dorado. En suelo alcalino, pesado o compacto hay más posibilidades de que aparezca esta enfermedad, que se evita aireando el césped y cortando la hierba atacada.