Abonado de arbustos en macetas
El abonado es muy importante para el desarrollo de cualquier árbol o planta, ya sea en el exterior como en el interior. Los arbustos son una de las mejores opciones para tu jardín ya que hay muchísimas especies, que se diferencian básicamente por ser interesantes por sus hojas o por serlo por sus flores. El laurel es uno de los ejemplos para los que son interesantes por sus hojas, mientras que el rosal es uno de los más interesantes por sus flores.

Los arbustos los puedes plantar en el suelo o en macetas, y hoy me gustaría centrarme en el abonado de arbustos en macetas y en las características y necesidades que tiene. Toma nota:

– Los arbustos que son interesantes por sus hojas necesitan abonos que estén compuestos en su mayor parte por nitrógeno ya que éste elemento favorece el crecimiento de las hojas.

– Los que son más interesantes poer sus flores necesitan abonos que sean muy ricos en potasio ya que estimula la floración de las plantas. Lo ideal es que comience a desarrollarse con un abono rico en nitrógeno y que cuando ya haya crecido lo cambies por uno que tenga más potasio para que florezca mucho mejor.

– Has de asegurarte que el abono no tenga ninguna carencia de nutrientes ya que eso puede ocasionar diferentes síntomas que pueden estropear el arbusto. Todos los arbustos necesitan que los abonos tengan al menos un poco de nitrógeno, potasio, magnesio, fórforo, calcio, azufre, hierro, manganeso, molibdeno, cobre y boro.

– La carencia de hierro suele ser muy común en los suelos que tienen un pH alto, algo que suele suceder con los suelos alcalinos o cuando riegas con agua que tiene mucha cal. Si tu suelo es así procura que el abono sera rico en hierro para que no tenga esas carencias.

– Los abonos foliares son muy interesantes para conseguir micro-nutrientes ya que se aplican en pequeñas cantidades. Males como la clorosis férrica se pueden paliar en 24 horas gracias a este tipo de abonos.