Abonado de plantas trepadoras
Hace un par de días te hablaba de la poda de trepadoras y hoy me gustaría centrarme en otra de las actividades básicas para sus cuidados: el abono. Un correcto abonado te permitirá sacarles el máximo partido, mientras que si lo haces de manera incorrecta no podrán desarrollarse como deben y pueden llegar a morirse o ponerse muy enfermas. El abonado de estas plantas es diferente teniendo en cuenta de si son trepadoras plantadas en el suelo o si están en macetas, jardineras u otros elementos contenedores.

Profundizaré en ambos casos así que empiezo por el abono de trepadoras plantadas en el suelo. Toma nota de los tipos que hay y cómo debes hacerlo:

– Abonos orgánicos: En este punto trataremos las que se abonan únicamente con abono orgánico, para lo cual debes emplear elementos como el compost, estiércol, mantillo, humus de lombriz o cualquier otro fertilizante que sea de origen animal o vegetal. Estos materiales hacen que el suelo sea más esponjoso ya que le dan vida y les suministran diferentes nutrientes. El problema que tiene esta forma de abonado es que sale más caro, especialmente en el caso de que tengas muchas plantas, y también que muchas plantas necesitan mucho nitrógeno y otros elementos que quizás los abonos orgánicos no puedan suministrarle.

– Fertilizantes minerales: Aquí se utilizan únicamente fertilizantes minerales o químicos y es más habitual que el caso anterior. Es una forma de abono más barata que la anterior aunque al ser productos químicos no mejoran las condiciones del suelo como sí hacen los orgánicos. Puedes utilizar fertilizantes convencionales o los que son de lenta liberación, que proporcionan a la planta nutrientes poco a poco durante un período de tiempo.

– Mezcla de abonos: Aquí utilizas una mezcla de orgánicos y químicos para que las trepadoras puedan tener todos los elementos que necesitan, lo que la convierte en la opción más completa aunque siempre debes tener en cuenta qué nutrientes necesitan y en qué cantidades para poder hacerlo perfecto y que se desarrollen correctamente.

Para el abono de trepadoras en macetas o cualquier otro elemento contenedor en el que puedas plantarlas debes tener en cuenta que al tratarse de un espacio pequeño las raíces no tienen la posibilidad de extenderse para buscar agua como sucede en el suelo, así que tienes que prestar más atención tanto al riego como al abonado. Lo mejor es abonarlas con fertilizantes de lenta liberación ya que durante unos 3 meses no tendrás que preocuparte de esta parte de sus cuidados.

Sea como sea la forma de plantar las trepadoras que hayas elegido, para conseguir grandes floraciones es muy importantes que utilices abonos ricos en potasio ya que este elemento estimula la floración, así que cuando se acerque la época de floración utiliza abonos que sean más ricos en potasio ya que ya habrán crecido lo suficiente al tener nitrógeno en grandes cantidades de los abonos anteriores.