Abonos para macetas y jardineras
Por todos es sabido que todas las plantas necesitan diversos cuidados para poder desarrollarse de forma correcta y lucir así mucho más bonitas, además de estar mucho más sanas. El abonado es uno de los cuidados más importantes ya que con él se conseguirá que la planta tenga los nutrientes que necesita, y hay que saber qué abono aplicar en cada momento ya que no siempre será el mismo.

El lugar en el que estén las plantas influirá también en el tipo de abono que habrá que aplicarles. Hoy me gustaría escribir sobre los abonos necesarios para cuando vas a plantar en macetas o jardineras, y que serán diferentes a si se plantara directamente en el suelo ya que no hay tanto espacio para que crezcan las raíces.

Tipos de abonos

– Fertilizantes líquidos: deberás aplicarlos entre los meses de marzo y octubre cada 15 días, y durante el resto del año bastará con utilizarlos una vez al mes. Es un error muy común abonar de más en macetas, así que hay que tener mucho cuidado ya que la sobredosis hace muchísimo daño a las plantas.

– Fertilizantes de lenta liberación: este tipo de abono tarda en consumirse unos tres meses, así que únicamente deberás aplicarlos cuando pase ese tiempo. Utiliza un fertilizante que sea rico en potasio para estimular la floración.

Abonos para macetas y jardineras

De interés

Puedes utilizar los dos abonos de forma alterna o únicamente uno, según te venga mejor en cada momento. Una de las mejores opciones es utilizar en primer lugar el fertilizante de lenta liberación, y pasados los tres primeros meses comenzar ya con abonos líquidos, siempre mezclados en el agua de riego. Elige abonos que sean ricos en todos los nutrientes especiales, y muchos son específicos para cada tipo de planta.