Abonos para plantas en macetas
Las macetas son un elemento que se puede encontrar prácticamente en todos los hogares, y es que hoy en día poca gente hay que no tenga plantas en su hogar. Al poner la planta en un sitio tan pequeño tienes que poner mucha más atención en sus cuidados, especialmente a la hora de regar y abonar ya que el poco espacio es determinante en estos factores. Hoy me gustaría escribir sobre el abono de las plantas en macetas o jardineras, el cual es indispensable conocer para poder aplicarlo correctamente y que la planta se desarrolle bien.

Los abonos o fertilizantes que se suelen emplear en plantas en macetas son principalmente líquidos o de lenta liberación. Los fertilizantes líquidos conviene aplicarlos entre los meses de marzo y octubre con una frecuencia de 15 días, mientras que el resto del año bastará con utilizarlos una vez al mes. Los que son líquidos se consumen al momento, por eso requiere más frecuencia de riego, mientras que los de lenta liberación duran unos 3 meses y no hará falta abonar tanto.

Hay que tener mucho cuidado con las cantidades ya que un exceso puede dañar muchísimo a la planta, que se tomará peor esto que el hecho de tener escasez de abono durante un tiempo. Mucha gente suele abonar demasiado, y es algo muy peligroso especialmente en el caso de plantas que están en macetas. Cuando llegue la primavera, si no te toca hacer el trasplante, cambia el compost de la capa superior de la tierra por otro más fresco.

Si la planta es de flores te conviene utilizar un fertilizante que sea rico en potasio ya que este elemento estimula la floración, aunque ten cuidado con que sea una cantidad muy alta ya que podría significar que tiene carencias de otros elementos. Si riegas mucho la planta quizás tengas que abonar un poco más ya que mucha agua puede empobrecer el sustrato.