Aclareo de frutas en los árboles frutales
El aclareo de frutas es una labor que se hace en los árboles frutales y que consiste en descargar el árbol de frutos para poder obtener otros de mayor tamaño en vez de muchos pero que sean pequeños. Una tarea que se hace con el objetivo de que los frutos sean más grandes. Es indispensable en algunos frutales como el peral, manzano, ciruelo o melocotonero.

Siempre se produce una caída natural de los frutos por diversos motivos, pero también está la que se hace de forma natural y que es lo que se conoce como aclareo de frutos. Para realizarlo deberás quitar todos los frutos que tengan algún defecto, que pueden ser aquellos que tengan marcas, rozaduras, manchas, deformidades, etc. También los que sean mucho más pequeños que los demás.

Con el aclareo tienes que conseguir también una distribución uniforme de los frutos, sin dejar zonas que estén vacías de frutos ni otras en las que haya demasiados. Las partes finales de las ramas es importantes aclararlas para que no se doblen tanto ya que podrían romperse con el peso. Los frutos que son grandes es mejor que estén a una distancia de entre 10-20 centímetros, siendo muy importante que no se toquen entre ellos para que tengan espacio suficiente para desarrollarse.

La época para la realización del aclareo de frutas variará en función de los árboles de los que se trate. En las especies tardías y de fruto grande (peras, manzanas o melocotones), suele hacerse cuando ya ha pasado el riesgo de heladas (que viene a ser a finales de mayo o principios de junio). En las variedades tempranas (nectarina, ciruela, albaricoque o níspero) no se hace por fecha sino por tamaño de frutos (6-8 mm de diámetro).