Agricultura o método biodinámico
El método biodinámico es una técnica de doble cavado utilizada en la agricultura orgánica para optimizar la estructura del suelo y aumentar el rendimiento de los cultivos, para ello propone ciertos principios para asegurar la salud de la tierra y de las plantas, así como para conseguir una cosecha nutritiva.

En definitiva, la agricultura biodinámica genera la fertilidad de la tierra por medio de métodos naturales. Desarrolla métodos específicos de producción de abonos, propone un sistema agrícola menos dependiente de factores externos y cuida la capacitación del agricultor y su familia, buscando un equilibrio sostenible con los recursos naturales. Te contamos cómo aplicar el método biodinámico a tu huerta.

Agricultura o método biodinámico
Delimita con ayuda de una pala los bordes del cantero.

Agricultura o método biodinámico
Coloca la capa superior de tierra de los caminos laterales del cantero sobre el mismo cantero.

Agricultura o método biodinámico
Divide el largo del cantero en franjas de similares dimensiones.

Agricultura o método biodinámico
Remueve los primeros 20-25 cm de suelo en un extremos del cantero.

Agricultura o método biodinámico
Deposita la tierra de la primera franja en una carretilla y llévala hacia el extremo opuesto del cantero.

Agricultura o método biodinámico
Con una horquilla trabaja el suelo de la primera franja reduciendo la compactación, intentando que la tierra quede más suelta.

Agricultura o método biodinámico
Agrega una mezcla de diez partes de compost y otra de harina de hueso digestada sobre la sección trabajada.

Agricultura o método biodinámico
Repite el procedimiento desde remover el suelo y coloca la tierra extraída sobre la franja anterior, así hasta completar el largo del cantero.

Agricultura o método biodinámico
Cubre todo el cantero con una capa de paja, pasto seco o hojas.

Agricultura o método biodinámico
Procura mantener elevada la humedad del cantero con riegos y deja reposar hasta que veas el material orgánico descompuesto. Evita pisar la tierra hayas concluido el doble cavado, el éxito de esta técnica radica en el descanso del suelo una vez trabajado.