Agua de sauce para las raíces de las plantas
Que las plantas desarrollen raíces pude ser muy complicado y a veces utilizar químicos caros no es la solución y menos teniendo recursos naturales al alcance de nuestras manos. El agua de sauce es un remedio natural que ayuda al crecimiento de las raíces de las plantas, y además es fácil de hacer y de conseguir. Merece la pena intentarlo, ¿no?

El agua de sauce

Lo que se necesita para que las raíces de las plantas crezcan fuertes y sanas es hacer la hormona de enraizamiento natural (en el árbol de sauce). Todas las especies del árbol de sauce producen esta hormona tan importante así como el agua, por lo que cualquier especie de sauce te servirá para conseguir esta agua tan importante para tus plantas favoritas.

Corta las ramas

Primero tendrás que juntar las ramas del sauce directamente en el árbol y cortarlas con tijeras grandes y afiladas, aunque te aconsejo que para hacer un buen corte utilices tijeras de podar. Deberás cortar aquellas ramas que aún están verdes porque de esta manera podrán tener mayor concentración de agua en sus brotes.

Cada rama tendrá que tener como un centímetro y medio de diámetro aproximadamente y unos 5 o 10 centímetros de largo. Si llenas el tamaño de un vaso de agua podrás conseguir aproximadamente dos litros de agua de sauce para poder utilizarla en las raíces de tus plantas.

Después tendrás que cortar las ramas en trozos pequeños de unos dos centímetros de largo, piensa que cuántos más trozos tendrás más beneficiosa saldrá el agua para las raíces de tus plantas.

Agua de sauce para las raíces de las plantas

Hierve agua

Hierve una olla con agua y mete las ramas cortadas (debe haber suficiente agua como para que cubra todas las ramas), después de haber hervido, apaga el fuego y deja que queden en reposo en el agua caliente y que se enfríe durante 12 horas (mejor hazlo por la noche), así penetrará en el agua suficiente cantidad de hormona de enraizamiento.

Cuela y separa las ramas del agua

Después tendrás que colar las ramas para separarlo del agua y colarlo todo en otra olla, desecha los trozos de rama (aunque es mejor que lo aproveches para hacer compost), después guarda el agua de sauce en una botella hermética (tendrá un color entre dorado y amarronado). ¡Y ya tienes lista tu agua de sauce para poder fortalecer las raíces de tus plantas y que crezcan más y más fuertes! También puedes usarlo para potenciar las raíces de las plantas débiles y para protegerlas de amenazas como hongos.

Cuando uses el agua de sauce te puede aguantar bien en el frigorífico como unos dos meses, pero si lo tienes en el congelador lo puedes tener guardado durante años.