Ahorra recuperando el agua de la lluvia
No hay nadie que se libre de la crisis, ¿a qué no? Es por eso que tenemos que buscar buenas ideas que nos ayuden a ahorrar y, así, llevar la situación de la mejor manera posible. En el caso de que tengas un jardín hay varias cosas que puedes hacer. Sin embargo, la principal es ahorrar agua.

¿Has pensado en recuperar el agua de lluvia? Dependiendo de la zona donde te encuentres, puedes recolectar de 400 a 800 litros de agua por año y por metro cuadrado de tejado. Además, de esta manera también ayudarás al medioambiente. ¿Te animas? A continuación te damos las claves.

Podrás encontrar en el mercado sistemas que se conectan a un canalón, más concretamente al conducto de bajada. Existen modelos más sofisticados que posen un filtro que retira las hojas muertas, dejando pasar únicamente el agua limpia. Es importante tenerlo en cuenta, ya que si recuperas el agua directamente a la salida, está saldrá con impurezas, que podrían atascar la regadera o cualquier sistema de riego que utilices.

Ahorra recuperando el agua de la lluvia
Lo más lógico es recolectar el agua cuando el jardín no lo necesita para restituirla a los cultivos el resto del tiempo, cuando la lluvia escasea. Por eso es necesario que te hagas con una cuba o un depósito suficientemente voluminoso. Lo ideal sería purgar cada año la cuba antes de otoño, ya que el agua de lluvia transporta siempre fragmentos y la formación de cieno en el fondo es inevitable.

Hay otras alternativas, como el uso de grandes barriles para almacenar o la utilización de una cisterna subterránea, que permite utilizar el agua de lluvia incluso cuando hiela, almacenada en mayor cantidad. Para este tipo de instalación lo más recomendable es seguir los consejos de un profesional, que sabrá elegir lo mejor para que la colocación y el funcionamiento de la cisterna sea óptimo.