Por qué los alimentos transgénicos son malos
Los alimentos que están genéticamente modificados se llaman alimentos transgénicos y se encuentran en una gran variedad de productos alimenticios, tanto en comidas para los bebés como en los adultos. Por ejemplo los zumos de frutas nadie puede pensar que es malo para la salud pero están hechos con alimentos transgénicos. Si quieres comer alimentos saludables tendrás que dejar los transgénicos a un lado.

¿Qué son los alimentos transgénicos?

Como te he comentado en el párrafo anterior, son organismos modificados genéticamente (una planta o un animal) que han sido diseñados genéticamente para tener nuevas características. En otras palabras, se añade un gen específico de un organismo para producir un nuevo rasgo. Hay defensores de esta práctica que piensa que estas alteraciones suelen conseguir que el organismo sea más fuerte y resistente a herbicidas y pesticidas, ademásd e que piensan que son más nutritivos, en cambio, hay otras personas que consideran que son peligrosos para la salud.

¿Cómo afecta a tu salud y a la de tu familia

Los alimentos transgénicos llevan en nuestras vidas más de 20 años y son muchas personas las que piensan que pueden contribuir a problemas de salud bastante graves. Algunos de los problemas asociados a los alimentos transgénicos pueden ser:

– Trastornos intestinales. Un estudio australiano afirmó que los cerdos alimentados con alimentos modificados genéticamente mostraron en el 32% una severa inflamación del estómago mientras que los cerdos alimentados con alimentos no trasngénicos mostró el 12% de casos.

– Infertilidad. Un estudio realizado en Viena mostró que los ratones alimentados con maíz transgénico durante veinte semanas tenían problemas de fertilidad. Además, algunos descendiente de estos ratones nacían con poco peso.

Por qué los alimentos transgénicos son malos
– Problemas de riñón y hepáticos. La Revista Internacional de Ciencias Biológicas muestra un estudio en el que algunas variedades de maíz trasngénico puede tener un impacto negativo en la función renal y hepática de las personas.

– Más alergias. Si bien es difícil determinar el origen de la alergia de los alimentos, existe una preocupación por las nuevas proteínas en los cultivos de soja y maíz transgénicos por si fueran los causantes de aumentar la frecuencia de alergias a los alimentos.

Es cierto que es una lucha difícil de ganar puesto que los alimentos transgénicos están en casi todos los alimentos que consumimos, pero merece la pena crear conciencia sobre esto y que las personas puedan elegir libremente el tipo de alimentación que quieren para ellos mimos y para las familias.