Alternativas al césped en el jardín
Seguramente llevas años queriendo hacer una reforma en tu jardín, o quizá es la primera vez que te ves inmerso en este proceso de comenzar el diseño y la plantación de tu jardín.

Tanto en una posición como en la otra, posiblemente ya te habrás propuesto empezar por el césped del suelo, elemento que siempre ha tenido la primacía gracias a la rapidez en el crecimiento y la facilidad en el mantenimiento, además de unos resultados visuales muy buenos teniendo en cuenta su bajo coste.

Sin embargo últimamente aparecen nuevas alternativas y, aunque por supuesto no se elimina la utilización del césped, si que se comienza a combinar o a recurrir solamente a estas otras opciones, siempre en función del lugar en el que se encuentra el suelo que va a ser cubierto.

La más fácil y de menos mantenimiento es por supuesto el césped artificial, pero no es esto de lo que queríamos hablarte, sino de otras alternativas naturales.

En lugares soleados y bien drenados, el escaso crecimiento de hierbas como la manzanilla o el tomillo crea una bonito aspecto muy similar al del césped. Sin embargo, si preferimos un aspecto más floral bajo los árboles y arbustos podemos plantar diferentes tipos de flores bulbosas que toleren los lugares sombríos y de pocos nutrientes para crear una preciosa alfombra de flores.

En zonas difíciles o con menos mantenimiento como las pendientes, es conveniente utilizar plantas de fácil cuidado que cubran el suelo hasta las rodillas y oculten así las malas hierbas y defectos del terreno. Puedes utilizar coníferas o hierba de ‘San Juan’, por ejemplo.

Otra alternativa a las plantas son otro tipo de materiales naturales como la gravilla natural (piedras machacadas) o las piedras y piedrecitas, por ejemplo.