Arbustos aromáticos más comunes
Normalmente las plantas, arbustos y árboles se eligen por características como su colorido, forma, tamaño, porte, frutos, flores… pero su aroma es también un importante factor que puede influir en gran medida en su elección. Sin duda se trata de un atractivo añadido que puede hacer que te decantes por uno u otro ejemplar, especialmente si es un aroma que te guste mucho o evoque determinados recuerdos.

Lo más habitual es cultivar plantas aromáticas de las que no solo disfrutarás su aroma sino que también podrás darles diferentes usos, como por ejemplo culinarios, medicinales o terapéuticos. Hoy me gustaría centrar mi artículo en los arbustos aromáticos más comunes, seleccionándolos en función de si su aroma está en las hojas o en las flores, un detalle que también puede ser importante.

Arbustos con hojas aromáticas

En este apartado no hay muchas especies pero las que hay son sin duda muy atractivas y merece la pena apostar por ellas si buscas un ejemplar con hojas que desprendan una fragancia muy especial. Entre los más interesantes están la Escallonia macrantha, el Caryopteris clandonensis, el Laurus nobilis, el Rosmrinus officinalis, el Phlomis fructicosa, la Skimmia japónica y la Santolina.

Arbustos con flores olorosas

Arbustos aromáticos más comunes
Aquí ya encontrarás muchas más opciones y con todo tipo de aromas. Así, entre los arbustos con flores olorosas más conocidos están la Abelia chinenesis, la Berberis stenophylla, la Buddleia davidii y la globosa, el Clerodendrum trichotomum, la Daphne, la Lonicera fragantísima, la Magnolia grandiflora y la strellata, el Philadelohus, el Pittosporum tobira, el Rhododendron, la mayoría de los rosales, la Syringa y el Viburnum bodnantense y el fragrans. Cualquiera de ellos será perfecto no solo por su aroma sino también por su aspecto y por el toque tan especial que le dará a cualquier rincón.