Beneficios de las lombrices de tierra
Aunque para el ser humano son uno de los animales más desagradables, las lombrices de tierra son un recurso ideal para mantener el césped de nuestro jardín en óptimas condiciones.

Sus beneficios son múltiples y sus perjuicios no demasiado abundantes, así que ya sabes… ¡Deja que te echen una mano en el jardín!

Para empezar debes saber que, a pesar de que a primera vista podrías calificarlo como una plaga o el síntoma de algún problema en tus plantas, la presencia de lombrices de tierra en el suelo es un buen indicador de que realmente el sustrato se encuentra en perfectas condiciones de salud (gracias a la acción de los gusanos en ella).

Generalmente invisibles, estas lombrices se suelen encontrar en las capas más profundas de la tierra que ellas mismas acondicionan; no obstante, en las épocas más húmedas del año (primavera y otoño) las lombrices tienden a subir a la superficie dejando el sustrato lleno de ‘humus’, que no es otra cosa que el resultado de sus propios excrementos.

Desdibuja esa mueca de tu cara, porque aunque resulte desagradable pensar en ello la ‘caca’ de la lombriz aporta una gran cantidad de nutrientes que beneficiarán a tu césped no solamente en lo que a su salud se refiere sino también a nivel estético, y es que tu suelo lucirá mucho máshermoso.

Además, las lombrices de tierra también ayudan en la descomposición de la paja, en la creación de nitrógeno utilizable en el suelo y en la ventilación del mismo gracias a que ayudan a mover el aire y el agua de la superficie.

Por desgracia, la presencia de lombrices de tierra también puede ser negativa en algunas ocasiones: los montículos de excrementos sobre la tierra pueden afectar negativamente el aspecto de tu jardín mientras que el exceso de lombrices puede atraer algunas plagas secundarias como las de topos, que se alimentan de ellos.