Bloques de hormigón para decorar el jardín
El otro día paseando por la calle vi en un descampado un montón de bloques de hormigón abandonados, sé que estaban abandonados porque no es la primera vez que los veo allí tirados. Pero sólo con mirarlos me vinieron a la cabeza algunas ideas para poder decorar el jardín con ellos, ¡y es que están llenos de posibilidades! Es cierto que los bloques de hormigón parece que estén únicamente destinados a la construcción, y que si sobran ya no sirven para nada ¡y estamos muy equivocados!

Con los bloques de hormigón podemos crear un jardín muy diferente y además, hacerlo de tal manera que quede muy original, diferente y ¡cómodo! Tus amigos quedarán muy sorprendidos cuando vean todo lo que has sido capaz de hacer con bloques de hormigón en tu jardín. Además, para conseguirlos únicamente tendrás que buscar aquellos que sobran, por ejemplo, en las obras.

Rincones coloridos

Los bloques de hormigón serán un buen aliado para crear estupendos rincones en tu jardín. Si te gusta el color gris que tienen los puedes dejar con ese color, pero si te parece demasiado aburrido, únicamente tendrás que escoger el color que más te guste y que encaje con la decoración que quieres incorporar en tu jardín ¡y pintarlos! Es fácil y además puede ser entretenido y divertido.

Son baratos

Si no encuentras ninguna obra para tener tus bloques de hormigón gratis, no debes preocuparte porque si la gente los abandona cuando les sobra es porque no son para nada caros.

Bloques de hormigón para decorar el jardín
Los puedes comprar en tiendas online, por segunda mano o en tiendas de contrucción, y el precio por bloque de hormigón no suele ser desorbitado. Así que únicamente tendrás que pensar cuántos necesitas para tu jardín y comprarlos, no te saldrá nada caro.

Crear tus propios muebles

Con los bloques de hormigón puedes crear tantas cosas como se te ocurran porque son como piezas para encajar. Aunque pesan bastante y necesitarás ayuda si no quieres acabar con un buen dolor de espalda y de músculos. Puedes crear un sofá para tu jardín y añadirle cómodos cojines para que cuando te quieras sentar o tumbar no sea demasiado duro, piensa en los bloques de hormigón como la estructura del tu sofá de exterior.

También puedes crear tus propias jardineras y macetas para poder tener a tus plantas bien controladas y además bien decoradas. Las opciones son múltiples, únicamente tienes que pensar qué quieres hacer con ellos para que tu jardín se vea mucho mejor.