Cal en el agua de riego
Como ya sabes, el agua es fundamental para el desarrollo de cualquier planta, contribuyendo a su desarrollo óptimo. De hecho, si no se riega con la frecuencia y la técnica correctas, los ejemplares pueden sufrir daños e, incluso, la muerte.

Regar es una tarea sencilla, aunque es necesario conocer diferentes aspectos relacionados con el riego, como los diferentes sistemas que existen, para asegurar un óptimo crecimiento de tus plantas. Hoy en Jardín Plantas, por ejemplo, vamos a explicarte cómo lograr regar sin que el agua contenga cal. ¿Nos acompañas? Te será muy útil para el cuidado de tus plantas.

Cal en el agua del grifo

Como puedes imaginar, el agua del grifo es la más utilizada para regar las plantas de interior. Sin embargo, en muchas zonas del país es frecuente que ésta tenga un alto nivel de pH. Aunque mucha gente no es consciente de lo que quiere decir, esto significa que el agua tiene una cantidad considerable de cal y, cuando los ejemplares se riegan de forma continua con este tipo de agua, el sustrato se alcaliniza a largo plazo, originando un estado de carencia de nutrientes y que las hojas amarilleen.

Cal en el agua de riego

Regadoras especiales

Para lograr rebajar el contenido de cal del agua, es buena idea utilizar regadoras especiales que disponen de cartuchos con cambiadores de iones. Estos filtran el agua y reducen su dureza, separando la cal, el cloro y las demás sustancias nocivas para las plantas.

Productos líquidos y pastillas sólidas

Además, en el mercado podrás encontrar otros productos con la misma función, como productos líquidos o pastillas sólidas. Este tipo de productos deben añadirse al agua de riego para disminuir la concentración de cal.