Calendario de cuidados de los cactus
Los cactus pueden cultivarse durante todo el año, siendo cada época más adecuada para determinadas variedades que otras pero en general adaptándose a cualquier momento. La zona ideal para el cultivo de cactus es aquella que tiene un clima mediterráneo con muy poquitas heladas, aunque también puede cultivarse en otros climas siempre y cuando puedan conseguirse determinadas condiciones.

Hoy me gustaría escribir sobre lo que debes tener en cuenta en cada estación del año para el cuidado de cactus, esto es, un calendario de cultivo para que no se te pase nada por alto. Es muy importante que prestes mucha atención a las particularidades de cada estación para poder sacarle el máximo partido al cultivo. Toma nota:

Primavera

– Iluminación: si has tenido los cactus en interiores durante el invierno, no los saques de golpe al exterior ya que podrían dañarse por el sol repentino después de tanto tiempo protegidos. Sácalos de forma progresiva para que se vayan adaptando a la iluminación y temperatura de la primavera.

– Riego: deberás también retomar los riegos, de los que habrás prescindido durante el invierno. Riega cada 15 días y asegúrate de que el suelo está totalmente seco antes de volver a regar, y si no lo estuviera no riegues hasta que lo esté. El primer riego debe ser sin fertilizantes, que los podrás añadir ya en los siguientes.

– Trasplante: debes hacerlo en esta época cada 2-3 años, dependiendo de lo que haya crecido el ejemplar o de si el sustrato está muy usado. Envuelve bien el cactus en papel de periódico para que no se estropee ni tú te hagas daño al cambiarlo de maceta.

Verano

– Riego y abono: en esta época deberás regar una vez a la semana, mientras que el abono bastará con añadirlo al riego cada dos (uno sí, uno no). Cuando se acerque el final del verano ve reduciendo tanto el riego como el abono.

– Sol: ten mucho cuidado con tener los cactus al sol durante varias horas al día ya que pueden quemarse. Cada especie es diferente, así que deberás saber cuántas horas de sol y cuántas de sombra necesita la que tú tienes.

– Injertos: puedes hacer injertos pero no los pongas a pleno sol. Ten en cuenta que los esquejes tardan un tiempo en echar raíces, así que no lo hagas si pronto comenzará a hacer mucho frío.

– Tratamientos: esta época del año es perfecta para aplicar algún insecticida y proteger el cactus de posibles plagas y enfermedades. Aplícalo dos veces cada 15 días, y haz otro en primavera y otoño para prevenir, pero solamente uno.

Calendario de cuidados de los cactus

Otoño

– Riego: deberás prestar mucha atención ya que al bajar las temperaturas el agua durará más, lo que hace que se necesiten menos riegos ya que el cactus podría pudrirse. Riega en los días que haga más sol, y si llueve riega cada 15 días. Abona también en cada riego, aunque algunas especies necesitarán más abono que riego.

– Iluminación: el cactus deberá estar en una ubicación muy iluminada, aunque reciba los rayos del sol ya que no serán muy fuertes. Si lo fueran, que no estén muchas horas expuestos. Deja los cactus en el exterior para que se aprovechen de la luz natural hasta que comiencen las heladas.

– Injertos: durante el otoño los podrás hacer únicamente en interiores ya que al aire libre no conseguirán su objetivo a causa del frío.

Invierno

– Riego: los cactus que tengas en el exterior no será necesario regarlos durante esta época del año, ni tampoco hará falta abono. Sí debes regar los que estén en interiores, aunque muy poquito para respetar el estado de reposo necesario durante el invierno. Si lo soporta, riega y abona solo una vez al mes, pero si la temperatura es inferior a 10ºC no riegues.

– Plagas: el invierno es la época del año en la que más afectan a los cactus las cochinillas o arañas rojas, especialmente si el sustrato está muy seco y no tiene insecticida.