Cambiar el color d las hortensias
Si eres un amante de la jardinería a la vez que un ávido observador habrás apreciado en alguna ocasión que las hortensias son capaces de crecer en una gran variedad de colores incluso creciendo en el mismo suelo.

Este extraño fenómeno no se da por arte de magia ni por un capricho de la madre naturaleza, sino más bien a las características del entorno de la planta que le influyen de manera directa.

Rosas, blancas, azules, violetas… ¿Cómo conseguir el color deseado? Prueba con lo que te contamos en este artículo y quizá logres que las plantas florezcan a tu gusto.

Según se dice, el motivo por el que las hortensias florecen de uno u otro color es sencillamente el pH que posee el sustrato en el que se encuentra plantado el ejemplar, por lo que aquí podríamos encontrar una de las claves…

Las características de color también podrían verse modificadas por algunos trucos caseros antes de su crecimiento, pero debes saber que difícilmente podrás cambiar del todo el color tus plantas una vez hayan florecido.

Si todavía estás a tiempo puedes probar con alguno de estos trucos:

-Para unas flores de intenso color azul introduce en la raíz de la planta algunos clavos de hierro. Si sencillamente quieres reavivar su color evita regarlas con agua demasiado calcificadas y hazte con un producto específico que lo intensifique.

– El pimentón molido sobre la raíz conseguirá que las flores salgan de color rosa.

– Para conseguir flores de color blanco deberás seguir el anterior truco pero aplicando bastante más cantidad de pimentón molido en la raíz.

No podemos confirmar que los resultados de estos trucos caseros ‘de la abuela’ hayan sido científicamente comprobados, por lo que deberás hacer un experimento propio en tu jardín… ¡Suerte con ello!