Cambiar las macetas de las plantas de interior
Ayer escribí un artículo con unas cuantas recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de comprar un planta de interior y hoy me gustaría hablar también de este tipo de plantas, más concretamente de cómo debe ser su cambio de maceta. Las plantas de interior tiene que cambiarse de maceta cada 1 ó 2 años, algo que se hace porque las raíces van creciendo y se quedan sin espacio, además de porque el sustrato empieza a perder sus beneficios cuando pasa todo ese tiempo.

Toma nota de estos consejos para saber cuándo cambiar las macetas de las plantas de interior:

– Deberás hacer el cambio cuando veas que hay muchas raíces y poca tierra, o bien cuando las raíces comiencen a salir por los orificios de drenaje.

– Hay algunas especies que aguantan más que otras ya que crecen menos, con lo que podrán estar durante mucho más tiempo en una maceta sin necesidad de cambiar a otra más grande.

– Al hacer el cambio de maceta tendrás que poner un nuevo sustrato, que sea muy rico. Eso, unido a estar en un espacio mayor, hará que la planta crezca mucho más y su aspecto será mucho más vivo.

– La época perfecta para cambiarlas de maceta es la primavera ya que es una época de reposo y es cuando mejor les sienta el cambio.

– Al cambiar la maceta no utilices tierra de jardín para rellenarla. Utiliza siempre un buen compost o turba para que pueda desarrollarse mucho mejor.

– Después de hacer el cambio es mejor que la dejes un tiempo en una ubicación donde no haya demasiada luz ni temperaturas muy altas. Nunca hagas el cambio si la planta está enferma, hay que esperar a que esté sana para cambiarla.