Campanillas de invierno
¿Has oído hablar de las campanillas de invierno en alguna ocasión? Se trata de una preciosa flor también llamada galanto con unas flores que se asemejan a las campanas, de ahí su singular nombre,

De nombre científico galanthus nivalis, esta planta bulbosa tiene su origen en Europa y Asia occidental. Pertenece a la familia Amaryllidaceae y hay diferentes especies o variedades dentro de este grupo. Sin embargo, todas ellas tienen una cosa en común: sus flores blancas con forma de campanilla péndula. ¿Te apetece conocer más detalles sobre esta planta? A continuación te los damos.

Características

La campanilla de invierno suele encontrarse en los bosques de riveras y hayas a más de 700 metros de altura. La planta forma matas de unos 15 centímetros de altura, cuenta con hojas en color verde y flores blancas de unos 2 cm con 6 pétalos formados por 3 interiores y 3 exteriores.

Campanillas de invierno
Lo mejor de esta planta es el bonito espectáculo que ofrece a finales de invierno y a principios de primavera, cuando florecen sus flores, muchas veces entre la nieve.

Cuidados

La campanilla de invierno crece espontáneamente en climas frescos. Si quieres tenerla en tu jardín, el suelo deberá ser húmedo pero estar bien drenado. Lógicamente, no debe exponerse al sol directo, sino situarse en zonas de semisombra. Para conseguir la floración a finales de invierno, deberás plantar las campanillas en otoño, enterrando los bulbos a unos 5-8 cm de profundidad y dejando un espacio entre ellos de unos 15 cm. Es importante que tengas en cuenta que los bulbos no soportan bien el almacenamiento fuera de la tierra, por lo que hay que trasplantarlos inmediatamente luego de comprados.

Campanillas de invierno
A continuación te dejamos con unas bellas flores de las campanillas de invierno para que las puedas disfrutar aunque solo sea en la distancia.