Características de los diferentes sistemas de riego
Tener un jardín o un huerto nos puede aportar muchas satisfacciones pero, por supuesto, también requiere que le dediquemos a plantas, árboles y arbustos los mejores cuidados. Una de las mejores cosas que puedes hacer para facilitar y mejorar el mantenimiento y el cuidado de tus plantas es instalar un sistema de riego adecuado, ya que te ahorrará trabajo y te ayudará a no gastar agua en exceso. Eso sí, los sistemas de riego se instalan antes de colocar cualquier trabajo de paisajismo (césped, plantas…).

Así que si tienes pensado instalar un jardín en tu hogar, quizá te interese conocer los diferentes tipos de sistemas de riego que existen en el mercado. Te los enumeramos a continuación.

Aspersores y difusores

Los sistemas más habituales son los que llevan aspersores (radio de difusión de agua de 6 metros) o difusores (radio de difusión de agua de entre 2 y 5 metros). Además, también podemos dividir los aspersores entre emergentes, que son los que salen cuando se activan y se guardan cuando se apagan; y los móviles, los clásicos que se ponen en la boca de la manguera y se pinchan en el suelo.

Características de los diferentes sistemas de riego

Riego subterráneo

Por otro lado, podemos encontrar el sistema de riego subterráneo, que consiste en colocar una serie de tuberías enterradas a una profundidad de entre 5 y 50 centímetros. Hay que tener en cuenta que de esta manera se ahorra una gran cantidad de agua y se evita la proliferación de malas hierbas. Además, permite reciclar las aguas residuales sin que molesten los olores. Eso sí, hay que vigilar que no haya problemas con la cal del agua y con las raíces de los arbustos y árboles.

Riego por goteo

En lugares donde escasea el agua la mejor opción es el riego por goteo, en el que el liquido, que sale de unos dispositivos llamados emisores, llega hasta la misma base de las plantas. Es el sistema ideal para jardineras y jardines extensos. Aunque es un método ecológico y no encharca el terreno, los emisores pueden atascarse con la cal y las impurezas.

Características de los diferentes sistemas de riego

Otros sistemas

Además de los anteriores, podemos encontrar mangueras exudantes, de superficie porosa para terrenos secos y arenosos: microaspersores, ideales para pequeñas extensiones; y la clásica manguera de toda la vida. Por supuesto, también existen los sistemas de riego automáticos, que se pueden programar e, incluso, disponen de sensores de humedad que se activan cuando la tierra necesita agua.