Características del césped suntuario
El césped suntuario es el tipo de césped más atractivo de todos los que hay, que hoy en día son muchos. Es el césped perfecto para los aficionados a la jardinería y para todos aquellos que sueñan con tener un jardín bonito y perfecto que le dé mucha belleza a ese espacio exterior de tu casa. Al verlo en todo su esplendor te parecerá un espectacular manto verde aterciopelado, una sensación increíble.

Es un césped ornamental que necesita una composición de semillas que sea un 80% de festuca rubra y el 20% restante de agrestes, eliminando de esta manera las gramíneas de hoja ancha y quedándote solo con las más compactas y de hoja fina. Sin duda la mejor opción si quieres tu jardín para disfrutar de un espacio tranquilo y bonito que puedas decorar de forma espectacular.

Sin pisarlo

Características del césped suntuario
Lo primero que debes tener en cuenta es que al ser un césped ornamental y tan bonito, deberás sembrarlo en zonas que no vayas a pisar, ya que con el tránsito se estropea mucho y queda feo. Es un césped que está hecho para ser admirado, no pisado. Es entonces vital que decidas en qué zona lo vas a poner y si va a ser una zona en la que no vayas a caminar o a hacer cualquier otra actividad, ya que de lo contrario es mejor elegir otro césped.

Sus características

También es importante que sepas que es un césped que requiere muchos cuidados, y que además sean constantes, por lo que si no tienes tiempo para ello es mejor que no lo siembres. El primero de ellos es la siega, muy frecuente ya que no debe crecer más de dos centímetros. Sus semillas son muy caras y necesitas muchas para poder lograr el efecto deseado, además de ser de crecimiento lento. De todas formas, si te lo puedes permitir y puedes dedicarle tiempo, sin duda es la mejor opción para conseguir un césped bonito.