Riega sin malgastar una gota de agua
Como ya te dijimos el otro día, abril y mayo son meses esenciales para tener éxito con tu huerto y tu jardín. Durante estas semanas deberás abonar la tierra, ahuyentar las plagas de manera natural y plantar flores para llenarlo todo de color. En definitiva, es importante que lo tengas todo a punto para que puedas disfrutar de los espacios exteriores de tu hogar al máximo.

Una de las cosas que deberás tener más en cuenta es que, con la llegada del calor, el huerto y el jardín necesitarán más riego. Piensa que durante esta época del año las plantas están en pleno desarrollo, mientras que las temperaturas son más altas y los días más largos. Sin embargo, para ahorrar en la factura y ser más respetuosos con el medio ambiente, lo mejor es intentar no malgastar ni una gota de agua. Te explicamos cómo conseguirlo a continuación!

Riega sin malgastar una gota de agua

Consejos para regar en primavera
¿Con ganas de que llegue la primavera? Afortunadamente, ya queda muy poquito para que la estación más colorida y alegre del año haga acto de presencia y por eso te recomendamos que pongas el jardín a punto para la ocasión. Pero más allá de los preparativos que tienes que tener presentes para la llegada de la primavera, es importante que tengas claros algunos conceptos como, por ejemplo, cómo regar las plantas durante esta estación.

Y es que aunque no lo parezca, la primavera es un período un tanto complicado para conocer con exactitud cómo y cuándo regar las plantas: no es ni tan calurosa como para regarlas dos veces al día ni demasiado lluviosa como para regarlas dos veces por semana. Te damos las claves sobre cómo regar en primavera a continuación.

Consejos para regar en primavera

Sistemas para regar las plantas en macetas
Como sabes, no todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua ni, por supuesto, el mismo sistema de riego. En el caso de las plantas en macetas, por ejemplo, existen tres tipos de métodos principales que podemos utilizar para regar.

Hay que tener en cuenta que a diferencia de las plantas que están plantadas directamente en el suelo, las de maceta necesitan más agua debido a que el sustrato es limitado y se evapora antes. Eso sí, para determinar la frecuencia de riego también hay que tener en cuenta la ubicación de la planta. Para echarte una mano con el riego de tus plantas en macetas, hoy en Jardín Plantas vamos a hablarte de estos tres sistemas que se usan habitualmente para este tipo de plantas.

Sistemas para regar las plantas en macetas

Maceta transparente que se riega sola
Hoy queremos hablarte de una maceta que además de ser original y tener un diseño sorprendente, te será de gran utilidad, ya que es capaz de regar las plantas por sí misma. Se trata de Cube, un maceta transparente obra del estudio de diseño neozelandés Boskke, experto en desarrollar nuevos y originales productos de jardinería.

Según sus creadores, se trata de una deconstrucción de la maceta tradicional que, al juntarse de nuevo, la convierte en un sistema de cultivo transparente. Y lo decimos de manera literal, ya que el cuerpo de plástico revela el agua, el suelo y las raíces de la planta, lo que nos permitirá ser testigos de primera mano del crecimiento de las plantas. ¿Quieres conocer más detalles sobre este curioso y práctico diseño? ¡Pues a continuación te los damos!

Maceta transparente que se riega sola

Cómo regar con agua de mar
Aunque el agua es un bien escaso que debemos cuidar tanto por motivos medioambientales como económicos, en el cuidado de jardines a menudo se desperdicia por falta de precaución o conocimiento. Afortunadamente, cada vez van apareciendo más métodos que permiten no desaprovechar la escasa agua del planeta.

Uno de estos novedosos métodos consiste en aprovechar el agua del mar para el riego. Para lograrlo solo es necesario quitar la sal. Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

Cómo regar con agua de mar

Maceta autorriego de IKEA
Tanto si tienes pensado irte de vacaciones un largo tiempo o, simplemente, si por culpa del trabajo y la rutina diaria no cuentas con mucho tiempo para ocuparte tanto como te gustaría del cuidado de tus plantas, una de las mejores soluciones es que optes por macetas con autorriego para las plantas que no estén directamente en el suelo.

Son varias las tiendas especializadas que cuentan con este tipo de macetas, pero hoy queremos hablarte de una que, lo más seguro, te será fácil de localizar. Se trata de la maceta IKEA PS FEJÖ, con la que podrás ayudar a tu planta a desarrollarse aunque no puedas regarla con regularidad. ¿Quieres conocer más detalles sobre esta interesante maceta para tus plantas? Pues estate muy atento porque a continuación te mostramos todos los detalles.

Maceta autorriego de IKEA

Características de los diferentes sistemas de riego
Tener un jardín o un huerto nos puede aportar muchas satisfacciones pero, por supuesto, también requiere que le dediquemos a plantas, árboles y arbustos los mejores cuidados. Una de las mejores cosas que puedes hacer para facilitar y mejorar el mantenimiento y el cuidado de tus plantas es instalar un sistema de riego adecuado, ya que te ahorrará trabajo y te ayudará a no gastar agua en exceso. Eso sí, los sistemas de riego se instalan antes de colocar cualquier trabajo de paisajismo (césped, plantas…).

Así que si tienes pensado instalar un jardín en tu hogar, quizá te interese conocer los diferentes tipos de sistemas de riego que existen en el mercado. Te los enumeramos a continuación.

Características de los diferentes sistemas de riego

Frecuencia de riego en las plantas de interior
Las plantas de interior no solo nos aportan oxígeno, sino que nos permiten decorar la casa, dar un toque de alegría a cualquier rincón y aromatizar las diferentes estancias del hogar. Son muchos los beneficios de las plantas que, entre otras cosas, pueden ayudar a purificar el aire de la oficina.

Sin embargo, para que una planta de interior pueda aportarnos todos esos beneficios, es necesario cuidarla bien para que el ejemplar en concreto se mantenga saludable y fuerte. Una de las claves para conseguirlo es el riego y, más concretamente, la frecuencia, además de otros aspectos como el tipo de agua que utilizaremos al regar. A continuación te hablamos sobre cada cuánto debes regar las plantas.

Frecuencia de riego en las plantas de interior