Ciclamen, un humidificador natural para tu hogar
¿Sabías que durante el otoño y el invierno la humedad se reduce considerablemente en los hogares? Pues bien, el aire seco puede irritar los pulmones, dar dolor de cabeza y provocar que los ojos y la piel estén más sensibles. Pero no te preocupes porque las plantas, como siempre, vienen en nuestra ayuda.

En esta ocasión vamos a hablarte del ciclamen, una planta especialmente utilizada como humidificador natural. Resulta que cuando la humedad se reduce, esta especie empieza a sudar y a liberar su humedad a través del estoma en sus hojas, consiguiendo que la humedad de la casa aumente y que todos los síntomas se reduzcan. Pero el ciclamen guarda otros secretos. ¿Quieres conocerlos?

Ciclamen, un humidificador natural para tu hogar

Una planta muy decorativa

Como puedes observar en las fotografías, se trata de una planta de gran belleza y muy colorida, por lo que quedará genial en cualquier estancia de tu hogar. Normalmente tiene las flores rojas jaspeadas, rosadas o blancas, colores que contrastan de forma sorprendente con sus hojas. En definitiva, llevará a tu hogar un ambiente colorido durante el gris invierno.

Cuidados básicos del ciclamen

El ciclamen proviene del Asia Menor, aunque también crece en bosques y regiones montañosas del Mediterráneo. Esta planta necesita suelos secos y estar a la sombra del sol. Por otro lado, no necesita mucha agua; tan solo es necesario asegurarse de que la tierra se mantiene húmeda. Sin embargo, es muy recomendable que coloques un platillo con agua bajo la maceta, dejándolo diez minutos para que absorba el agua necesaria.

Ciclamen, un humidificador natural para tu hogar
En cuanto a la temperatura, lo mejor es que no sea demasiado alta y es mejor que lleve tierra fresca durante la primavera. Además, el ciclamen necesita espacio para respirar, por lo que la beneficiará estar suficientemente separada del resto de plantas.