Cómo afecta el ruido a las plantas
Muchas personas les hablan a sus plantas con el convencimiento de que es bueno para su crecimiento y la buena salud de ésta, aunque es algo que no está científicamente comprobado. Sin embargo, según los últimos estudios, el ruido sí que puede afectar al comportamiento de la flora.

Esto tiene una explicación lógica. Cómo los pájaros y otros animales cambian su comportamiento como respuesta al ruido producido por el hombre, el tráfico u otros factores, esto puede producir una onda expansiva en la vegetación, ya que muchos de estos animales polinizan plantas o comen sus frutos y dispersan sus semillas. Es lo que revela un estudio publicado en la revista “Proceedings of the Royal Society B”.

Para realizar el estudio, los científicos debían ir a un lugar que tuviese un ruido fuerte y constante causado por el hombre, donde no hubiera factores como polución, movimientos de vehículos o iluminación. Por eso, acudieron a una reserva natural situada en Nuevo México, la Rattlesnake Canyon Wildlife Area, un área cubierta de arbustos, pinos y otras coníferas donde existen abundantes yacimientos de gas natural. Los compresores usados para extraer estos hidrocarburos producen un constante y sonoro ruido durante las 24 horas del día. Desde 2007 hasta 2010 los investigadores estudiaron allí cómo afecta el ruido a las plantas.

Cómo afecta el ruido a las plantas
Así, descubrieron que un laborioso polinizador de plantas, el colibrí Archilochus alexandri, frecuenta las zonas más ruidosas, situadas cerca de las áreas de extracción de gas, ya que el principal depredador del colibrí, un córvido llamado Aphelocoma californica, odia el ruido. Lo mismo ocurre con algunos árboles, como el piñonero americano. Los animales que se alimentan de sus frutos son principalmente los ratones del campo, que toleran bien el ruido y también el Aphelocoma californica, lo que provoca cambios en la estructura del bosque.