Cómo ahuyentar a los gatos del jardín
En general, los gatos tienen unas costumbres higiénicas muy marcadas y siempre prefieren hacer sus necesidades lejos del lugar donde comen. Por eso, es habitual que estos animales se cuelen en jardines vecinos y lo utilicen como baño, escarbando la tierra y estropeando las plantas.

Si tienes este problema o simplemente algún gato callejero está invadiendo tu jardín destrozando ese jardín al que tanto tiempo le has dedicado, será mejor que tomes las medidas oportunas. A continuación vamos a ofrecerte a algunas ideas para que mantengas a tus plantas y árboles a salvo de los felinos.

Cáscaras de cítricos

La primera medida que puedes utilizar es la de poner cáscaras de cítricos picadas y repartidas por el jardín. Como a los gatos les desagrada el olor que producen estos desechos, lo más seguro es que pronto abandonen tu jardín. Eso sí, ten en cuenta que el olor dura entre 2 o 3 días, por lo que pasado este tiempo tendrás que cambiar las cáscaras.

Cómo ahuyentar a los gatos del jardín

Piedras y piñas de pino

Otra buena idea es la de colocar diferentes piedras grandes y piñas de pino por el jardín para que se encuentren con más dificultad a la hora de cavar en él. Tanto la dificultad de las piedras como las espinas de las piñas, mantendrán alejados a los felinos.

Pulverizar agua

Como sabes, a los gatos no les guste demasiado el agua. Por eso, puedes pulverizarlo con esta “arma” si encuentras al animal in fraganti. Eso sí, procura no utilizar un chorro con mucha presión; solo se trata de asustarlo para que comprenda que no debe estar en tu jardín y hacer lo que quiera.

Productos especializados

Si nada de lo anterior te funciona, puedes poner algún producto especializado que vendan en centros de jardinería, aunque es importante que no sea tóxico ni para el animal ni para tus plantas.