Cómo aumentar la humedad del ambiente
La mayoría de las plantas de interior inician con la llegada del invierno su parada vegetativa, lo que quiere decir que el ritmo biológico de estos ejemplares cambia con respecto a otras épocas: crecen, pero de forma más lenta porque la duración de los días también se acorta.

Durante esta estación se deben interrumpir los aportes de abono y vigilar que la temperatura y la humedad del ambiente en el que se encuentren los ejemplares sea la apropiada. Además, en invierno es conveniente reforzar las dosis diarias de luz que reciben las plantas. Hoy en Jardín Plantas queremos ayudarte a que cumplas uno de estos requisitos: lograr la humedad apropiada en el ambiente. ¿Estás preparado?

Sistemas de calefacción, enemigos de las plantas

Cuando llegan los meses más fríos del año los sistemas de calefacción, ya sean portátiles o fijos, se convierten en nuestros mayores aliados. Sin embargo, estos no son adecuados para las plantas, ya que la calefacción, además de aportar calor, absorbe la humedad. En realidad, cuanto mayor es la temperatura de una estancia, menos húmeda y más perjudicial es para las plantas.

Cómo aumentar la humedad del ambiente

Trucos para aumentar la humedad

La sequedad en exceso se evita colocando los ejemplares sobre lechos de gravilla o bolas de arcilla, que son elementos perfectos para conservar la humedad. También es buena idea instalar humidificadores cerca de los radiadores y vaporizar agua sobre las plantas de forma frecuente.

Consejos para vaporizar plantas

Por otro lado, deberás tener en cuenta que las especies con hojas lisas soportan mejor que se las humedezca con vaporizador. Eso sí, el agua no debe chorrear por el resto de la planta ni mojar el sustrato, que ha de permanecer seco. Además, la vaporización tampoco es apta en habitaciones donde la temperatura sea inferior a 18ºC.