Cómo bajar el pH del suelo
El pH del suelo es muy importante para que las plantas, árboles o cultivos puedan desarrollarse de forma correcta, así que hay que prestarle mucha atención para que siempre esté en los niveles adecuados. En muchas ocasiones, el pH está a niveles superiores de los que se necesitan, lo que puede hacer que la planta comience a sufrir problemas como clorosis férrica o carencias de nutrientes, entre otros.

Hoy me gustaría centrarme en cómo bajar el pH del suelo, algo que se puede hacer de diferentes maneras. Para hacerlo, es bueno que el hierro se libere para que los demás nutrientes funcionen mucho mejor y no se vean afectados por las raíces. Lo habitual es que el suelo tenga un pH de 6,5, aunque es algo que suele variar en función de lo que tengas cultivado.

Turba rubia

Es una de las técnicas más utilizadas de las que hay para bajar el pH. Al plantar debes mezclar bien los 20 primeros centímetros de tierra con turba rubia, utilizando ambas a partes iguales. La turba rubia es ácida, así que será una combinación perfecta para el suelo. Repite este tratamiento cada dos años, con mucho cuidado ya que una vez plantada las raíces podrían romperse.

Azufre

Cómo bajar el pH del suelo
En este caso, mezcla los primeros 20 centímetros de tierra del jardín con azufre en polvo, poniendo 90 grs/m2 de azufre. La bajada de pH no es inmediata, de hecho, tarda varios meses en hacer efecto, así que lo mejor es hacerlo en otoño para que cuando llegue la primavera ya se note el cambio. Repite el tratamiento también cada dos años.

Sulfato de hierro

Esta es la opción más práctica de las tres, que es la de añadir al suelo un poco de sulfato de hierro, que es bueno para acidificar y además para aportar algo de hierro. Este sulfato es muy fácil de conseguir, y además es muy económico. Puedes encontrarlo granulado o en partículas finas, siendo éstas últimas las más utilizadas disolviéndose en agua. En agricultura, sin embargo, se utiliza más el granulado. Disuelve tres gramos de sulfato de hierro en un litro de agua y utiliza la mezcla para el riego una vez al mes al pie de las plantas o árboles.