Cómo comprar árboles en una tienda
Si estás pensando en comprar un árbol debes tener en cuenta una serie de factores para elegir el adecuado y prestarle atención a todos ellos, al igual que harías para comprarte ropa, un coche o cualquier otra cosa. En primer lugar, asegúrate de que tiene un aspecto sano, lo cual puedes comprobar fijándote en que no tiene heridas, ramas rotas ni algún agujero en su tronco, ya que eso sería síntoma de enfermedad o de alguna plaga.

Comprueba también que esté bien proporcionado y formado ya que muchos de los árboles que se compran son de mala calidad porque la gente no se para a analizar cuáles son los mejores del grupo.

En un centro de jardinería puedes encontrar básicamente 4 tipos de árbol:

• A raíz desnuda: es el que se extrae de la tierra donde se ha criado sin portar el cepellón de tierra que está alrededor de las raíces, quedando éstas desnudas. Este tipo sólo es valido para árboles y arbustos de hoja caduca y únicamente para comprar en invierno.

• Con cepellón: el árbol se saca de la tierra con una masa de tierra adherida a sus raíces (el cepellón) y se envuelve en una tela o bolsa de plástico para que no se estropee. Se arraiga mejor en jardín que a raíz desnuda.

• Árboles en contenedor: vienen con una maceta y su arraigo es superior al 90% ya que las raíces no sufren ningún trauma ni daño al plantarse. Puedes plantarlo en cualquier época del año, aunque debes evitar cuando más frío o más calor hace.

• Con cepellón escayolado: en este tipo de árboles se excava el cepellón para envolverlo en una tela metálica y recubrirlo de escayola. Se deja secar y así se consigue un cepellón rígido y consistente que permanecerá intacto.