Cómo conseguir un césped perfecto
¿Tienes el césped de tu hogar como hierba seca, irregular? No te preocupes porque si realmente quieres puedes transformar esa hierba en un césped perfecto y que sea un jardín precioso, que sea la envidia de tus vecinos y del vecindario entero. Si prestas un poco de atención a tu césped te darás cuenta que podrás convertirlo en un jardín precioso sin necesidad de tener que esforzarte demasiado. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

Agua

Es necesario que riegues tu césped de forma regular, sobre todo si vives en una zona seca. Si quieres tener buenos resultados no tendrás que regar con demasiada frecuencia tendrás que saber cuál es la cantidad perfecta dependiendo de tus plantas y de la zona dónde vivas. Si llueve mucho es probable que no sea necesario regar nunca. La clave está en ver la hierba, antes de que empiece a tomar un color marrón es mejor es que lo riegues.

Si no riegas en un determinado tiempo es posible que produzcas en el césped raíces poco profundas y que el agua se quede en la superficie. Es mejor regar de forma regular si es necesario, debes evitar regarlo mucho y después nada, debes ser regular y constante.

Cómo conseguir un césped perfecto

Cuidado con los bichos

Las hormigas, los grillos o las termitas pueden causar estragos en tu césped. Las hormigas son fáciles de detectan porque trabajan durante el día y son visibles, pero las termitas suelen actuar por la noche y no son visibles. Una infestación de hormigas o termitas puede escucharse en el césped cuando lo mordisquean. Si tienes una infestación en el césped de estos bichos u otros, será buena idea que uses pesticidas adecuados a tu control.

Otros consejos para tener en cuenta

No cortes el césped demasiado corto, tiene que tener aproximadamente 50 mm de altura para que esté perfecto. Corta el césped según con la rapidez con la que crezca la hierba. Esto dependerá de la época del año en la que te encuentres, en la temperatura y en el clima en general.

Además si cortas el césped en el momento adecuado serán ventajas ya que mejora la calidad del suelo y reducirá la compactación, algo que te ayudará a absorber el agua y nutrientes de forma más eficiente. También es necesario quitar la hierba muerta rastrillando vigorosamente con un rastrillo de acero. Y recuerda que es necesario también aplicar fertilizantes al suelo para que el césped crezca vigorosamente y de forma sana.