Cómo conservar ramos de rosas o flores
Es encantador cuando te regalan un bonito ramo de rosas o de flores. Ya sea por el color, por el olor, por lo agradable que es tener entre las manos tanta naturaleza y belleza unida…Pero da mucha pena cuando por culpa de no cuidarlo bien el bonito ramo se empieza a marchitar dejando atrás la gran belleza demostrada el primer día. Cuando sacas a una flor de su estado natural es difícil que sobreviva, pero existen algunos cuidados importantes para que al menos, duren más y puedas disfrutar más de ellas. ¿Quieres conocerlos? ¡No pierdas detalle!

Corta el tallo

El primer paso para cuidar tu ramo es que quites el envoltorio, los decorativos que pueda tener y corta el tallo de las flores (uno a uno). Te aconsejo que utilices un cuchillo sin sierra, pero nunca uses tijeras de cocina porque podrías estropear el tallo ya que el corte debe ser limpio a unos dos centímetros del tallo. De esta manera la flor podrá absorber mejor el agua para sobrevivir.

Jarrón de cristal

Intenta que el jarrón dónde vayas a colocar tus flores sea mejor de cristal porque los de otro material, como el plástico o la cerámica, además de ser porosos es más fácil que creen suciedad e intoxiquen a las flores.

Cómo conservar ramos de rosas o flores

Agua fresca

Llena el jarrón con agua fresca a temperatura ambiente y no dudes en disolver en el agua los conservantes especiales para flores para prolongar la vida de éstas.

Si no utilizas los productos para alargar la vida de tus flores no te preocupes, pero deberás cambiarle el agua por agua fresca cada día, por lo menos una vez.

Procura que cada flor tenga el tallo sumergido en el agua para asegurarte que está absorbiendo el agua que necesita. Además procura que no le dé al ramo directamente la luz solar y aléjalas del calor para que se mantengan mejor mucho más tiempo.