Cómo controlar y prevenir el oídio
Durante esta época del año las plagas y las enfermedades despiertan para intentar vivir a costa de las plantas de tu terraza, jardín y huerto. Por eso, es importante que si tienes plantas en casa, mantengas una actitud vigilante para que puedas atajar el problema en su fase inicial, lo que te garantizará mayores posibilidades de éxito.

El otro día ya te explicamos todo lo que tenías que saber sobre las plagas de hormigas en el jardín, pero hoy queremos seguir ayudándote con el problema de las plagas y enfermedades. En este caso, por eso, vamos a hablar sobre el oídio, una enfermedad causada por el hongo de este mismo nombre. Te explicamos cómo reconocerla, controlarla y evitarla a continuación.

Reconocer el oídio

Reconocerás el oído al ver un polvo ceniciento cubriendo las hojas, los capullos florales y los brotes nuevos. Ten en cuenta que la humedad y las temperaturas agradables de la primavera y el otoño favorecen a esta plaga. Además, es importante que tengas en cuenta que, entre las ornamentales, afecta a los rosales, phlox, hortensias y evónimos. Por otro lado, en el huerto afecta especialmente a las plantas de pepino, calabacín, calabaza, vid y melocotonero.

Cómo controlar y prevenir el oídio

Controlar y prevenir el oídio

Una vez la planta esté afectada por la enfermedad, deberás podarla, ya que las partes afectadas no se recuperan. Además, tendrás que aplicar un fungicida curativo y preventido para evitar que la enfermedad se propague y, por supuesto, que resurja. Además, te recomendamos que realices tratamientos preventivos en marzo y abril y en septiembre y octubre. Has llegado un poco tarde para evitar la plaga durante estos meses, pero aún podrás prevenirla a finales del verano si llevas a cabo los consejos que te acabamos de dar.