Cómo cortar las flores
Somos muchos los que en esta época del año no podemos evitar cortar algunas flores del jardín para decorar el interior de nuestros hogares y llenar de primavera nuestras casas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que si las flores se cortan mal, se puede poner en peligro la perdurabilidad y el bienestar de la flor en cuestión. Por eso, hoy en Jardín Plantas vamos a explicarte cómo deben cortarse las flores, una tarea que es mejor que hagas a primeras horas de la mañana y al atardecer para evitar que la flor se deshidrate. ¿Nos acompañas?

Fíjate en la planta antes de cortar

Antes de cortar una flor, si quieres utilizarla para un momento puntual, deberás asegurarte de que ésta ha alcanzado su punto máximo de desarrollo, es decir, que esté totalmente florecida. Eso sí, si quieres que se mantenga viva durante varios días lo mejor es que cortes los capullos que aún no se han abierto o que están comenzado a hacerlo.

Cómo cortar las flores

Un corte recto y limpio

En general, deberás hacerle a la flor un corte recto y limpio, un corte de unos 45 grados de inclinación y con un movimiento rápido de tijera, que deberá ser de podar y estar muy afilada. De esta manera no le harás ningún daño a la planta. Si el tallo tiene hojas o flores, lo mejor es que cortes siempre por encima de ellos. Así, si se trata de una rosa deberás cortar los tallos que estén sanos y dejar ajunos racimos de hojas en la planta para que tenga un mejor crecimiento.

Otras técnicas

Para tener éxito cortando la planta también puedes utilizar el agua. Así, deberás llenar un recipiente de agua y meter el tallo de la planta para cortarlo dentro del líquido. Si lo prefieres, también puedes cortar el tallo directamente, aunque colocando la flor rápidamente en el agua. De esta manera el cuello de la flor no se debilitará.