Cómo cortar las hojas del aloe vera
Cada vez hay más gente conocedora de los poderes medicinales del aloe vera, pero la mayoría no saben por dónde empezar para poder disfrutar de ellos. Sin embargo, el primer paso es bien sencillo: hay que extraer el jugo de la planta cortando la hoja. Eso sí, si tienes un ejemplar de aloe vera en casa y quieres utilizarlo para aprovechar sus propiedades, deberás tener en cuenta varias cosas, como que la planta debe estar madura (tras tres años o con su primera floración).

Para que puedas disfrutar de todos los beneficios del aloe vera, a continuación te contamos cómo cortar las hojas de la planta sin maltratarla y manteniendo intactas sus instrucciones.

Cómo cortar las hojas del aloe vera

Usar lo más pronto posible

En primer lugar, es importante que cortes solo las hojas que necesites para ser usadas de inmediato o en un breve periodo de tiempo, ya que al dejar pasar los días el pedazo comienza a marchitarse y pierde sus propiedades. Por otro lado, tendrás que cortar siempre las de abajo, ya que son las más antiguas y las que pueden aportar más beneficios.

Cómo cortar

A la hora de cortar tendrás que utilizar un cuchillo muy afilado o una buena tijera de podar. Es importante que intentes cortar la hoja lo más cercana al tallo posible, ya que en esta zona la hoja es mucho más delgada.

Cómo cortar las hojas del aloe vera

Conservación

Otro punto importante es cómo conservar la hoja después de cortarla y saber cuánto tiempo podemos guardarla, teniendo en cuenta que el aloe vera se oxida con el contacto con el aire. Así, si vas a utilizar la hoja del aloe vera para atender una quemadura o cualquier afección cuyo tratamiento involucre varios días, usa el pedazo que requieres y el restante envuélvelo muy bien en papel aluminio y guárdalo en el congelador, teniendo en cuenta que se puede conservar un máximo de cinco días.