Cómo crear un minihuerto urbano
La idea de cultivar tus propias verduras es sin duda una idea que a muchas personas cada vez les interesa más. Y es que no es para menos, teniendo en cuenta la gran cantidad de productos químicos que se utilizan para cultivar frutas y verduras cuando no es época de que crezcan de forma natural. Tanto es así que algunas frutas y verduras compradas en grandes superficies no tienen sabor a lo que deberían, parece que sean insípidos.

Así que si estás pensando en cultivar tus propias verduras, sin duda estás haciendo lo correcto. Y lo mejor de todo es que puedes hacer que crezcan en cualquier lugar de tu hogar, sin necesidad de tener un gran jardín o una gran terraza para conseguirlo. Sólo necesitarás un lugar soleado y cálido. ¿Quieres algunos consejos para preparar un minihuerto urbano?

Encuentra un lugar en tu hogar y un buen contenedor para empezar

Para empezar tendrás que averiguar dónde pondrás tu huerto en el hogar. Puede ser cualquier lugar pero tendrá que recibir un mínimo de 5 a 6 horas de sol diarias. Si utilizas un jardín donde haga frío durante la noche, es mejor que lo escojas en un lugar cerca de la puerta para poder arrastrar fácilmente tu minihuerto al interior del hogar.

Puedes escoger cualquier forma y material que quieras para el contenedor, pudiendo ser de plástico, madera e incluso tela. El contenedor que utilices tendrá que tener un tamaño suficientemente grande como para que dé cabida a aquello que quieras cultivar.

Una vez que tengas el lugar escogido y el contenedor, tendrás que hacer algunos agujeros en el fondo para que el agua drene correctamente, por lo que te aconsejo que pongas un platillo de un tamaño adecuado al contenedor justo debajo. Puedes utilizar un platillo especial para el contenedor, una tapa o lo que quieras reutilizar para este fin.

Empezar el minihuerto

Ahora que ya tienes el recipiente y la ubicación tendrás que hacerlo crecer. Para eso, tendrás que llenar el recipiente de tierra y escoger la tierra que mejor se adapte a tus necesidades o a las planta que vas a plantar.

Si tienes compost tendrás que agregar al menos una cuarta parte del compost a tu minihuerto. Puedes cultivar con vermiculita o perlita, pero con tierra de macetas también es posible que las semillas empiecen a brotar. Después sólo tendrás que plantar tus semillas y cuidar tu minihuerto para poder ver a tus frutas y verduras crecer.