Cómo crear un jardín vertical dentro de casa
Tener un jardín buen cuidado transmite paz y armonía, el hecho de estar en contacto directo con la naturaleza con sus olores, sus colores y sus texturas siempre creará buenas sensaciones a quienes tengan la oportunidad de tener uno. Pero no es necesario que tengas un amplio jardín en el exterior de tu casa para poder disfrutarlo, dentro de casa también puedes tener la oportunidad de estar en contacto directo con la naturaleza. Pero ¿cómo conseguirlo?

Es más sencillo de lo que te imaginas y además puedes hacerlo tú mismo, me refiero a que crees un jardín vertical dentro de tu casa para que lo coloques en el lugar que más te guste y que además quede integrado perfectamente junto con tu decoración actual.

El jardín vertical

Los jardines verticales son buenas opciones sobre todo para aquellas personas que tienen que vivir en hogares pequeños donde el tener un balcón, una terraza o un jardín es absolutamente imposible. Por ejemplo puedes conseguir una zona verde en tu salón sin necesidad de salir de casa aportándote bienestar.

Hoy en día existen empresas que se dedican a construir jardines verticales para dentro de casa e incluso con formas de riego para hacerte la vida más fácil. Pero será tu imaginación quien más te ayude en la elección de tu jardín vertical ya que existe gran variedad de opciones pero hoy te quiero comentar cómo crear un jardín vertical dentro de casa con un material fácil de conseguir y además barato: con palets.

Cómo crear un jardín vertical dentro de casa

Crear un jardín vertical con palets

Realmente esta idea también te puede servir para una terraza o balcón pero en este caso me centraré para que lo construyas pensando en el interior de tu hogar. Además esta idea me gusta especialmente porque es ecológica y no dañas el medio ambiente, todo lo contrario, estarías ayudando a una contribución por el bien de todos.

Primero necesitarás encontrar tu palet y prepararlo para que esté listo por lo que tendrás que lijarlo para quitar todas las astillas, quitando por supuesto cualquier clavo, grapa o similar. Además pinta el palet del color que encaje con tu decoración.

Después tendrás que cubrir el palet con una lona plástica especial para jardinería (utiliza varias capas para conseguir mayor resistencia) y lo tendrás que grapar por la parte de atrás y por los laterales pero dejando la parte de arriba libre para que se pueda regar.

Para poner las plantas que más te gusten deberás hacerlo en el suelo poniendo el palet con la cara de la tela apoyado en la superficie, después pon la tierra para que quede cubierto todo y después ya podrás plantar tus plantas. Las primeras semanas deberás regar el palet en horizontal pero cuando las plantas ya estén bien cogidas a la tierra podrás ponerlo de forma vertical (pero dejando una ligera inclinación para favorecer el riego).

¡Y listo!