Cómo cuidar la drácena en verano
Las plantas de interior como es la Drácena necesitan unos cuidados específicos en épocas de calor, sobre todo ahora en verano. Aunque se adapta muy fácilmente al medio en el que se encuentra es bueno que sepas algunos cuidados imprescindibles que debe tener. ¿Quieres que tu Drácena esté en buenas condiciones a pesar del calor intenso? No te pierdas los siguientes cuidados.

Riego

La Drácena es una planta grande (hasta 60 cm) y muy resistente pero que necesita unos cuidados específicos. Por ejemplo deberás regarla abundantemente en verano, por lo menos dos veces a la semana, pero nunca la riegues de tal manera que el tiesto o la tierra esté encharcado.

Luz

Aunque es una planta tropical y por tanto necesita mucha luz durante todo el año necesitará que su temperatura ambiental esté oscilando entre los 18ºC y los 23 e incluso 25ºC pero nunca aguantará menos de 10ºC, por lo que es aconsejable tenerlas como planta de interior.

Humedad

Estamos hablando de una planta tropical por lo que agradece los ambientes húmedos, por lo que si el ambiente está demasiado seco porque es verano o porque tu casa es así deberás pulverizarle agua de vez en cuando, pero con cuidado de que no le caiga a las hojas directamente para evitar que no se estropeen.

Cómo cuidar la drácena en verano

Abono y limpieza 

La planta deberá ser abonada cada dos semanas sobre todo en épocas de más calor como primavera o verano. La limpieza de esta planta debe hacerse mediante un trapo húmedo y con cuidado limpiar las hojas.

Evitar las corrientes

Como cualquier planta de interior es aconsejable que evites ponerla en ningún sitio donde existan corrientes o cambios de temperatura ya que esto podría perjudicarla, búscale un sitio para ella e intenta que esté allí siempre.

¿Conoces algún cuidado más para que esta bonita planta esté bien cuidada? ¡Cuéntanos!