Cómo cuidar las camelias
Las camelias son pequeños árboles que requieren cuidados muy especiales para poder sobrevivir sin problemas. Toma nota de los siguientes consejos sobre cómo cuidas las camelias:

– Necesitan desarrollarse en un clima que sea húmedo y suave durante el verano y frío durante el invierno, con lo que se adaptan perfectamente al frío clima del norte como al calor del sur.

– Necesitan un abono que es rico en fósforo, hierro, potasio y magnesio, principalmente en la época de crecimiento.

- Procura no regarlas con agua dura ni con exceso de cal ya que les sienta bastante mal.

– Si pierde los capullos antes de que se abran es bastante probable que se deba a un exceso de agua en el riego, así que asegúrate de que la riegas correctamente.

– Los tres meses de floración deben recibir poco agua para que sus pedúnculos puedan formarse fuertes y soporten el peso del capullo sin partirse.

– Lo mejor es regarlas con agua mineral o de lluvia, pero nunca con agua del grifo. Si no hubiera otro remedio, mézclala con un poco de vinagre para mitigar el efecto del calcio, ya que éste es bastante nocivo para las camelias.

– Ten en cuenta que las camelias son plantas muy exigentes que requieren muchos cuidados, así que antes de comprarla asegúrate de que vas a poder tratarla como debes porque si no se te
pudrirá enseguida.

– Si las cuidas correctamente, se convertirán en un precioso arbusto que además de bonito será muy llamativo. Sus cuidados son un poco “coñazo”, pero cuando las veas florecer en todo su esplendor habrá valido la pena tanta dedicación.

Como recomendación, sería ideal que pudieras plantar varias, ya que así te quedaría un espacio ideal que le daría muchísima vida a tu jardín.