Cómo cuidar las plantas de interior en vacaciones
El otro día te comentamos como se tenían que regar las plantas durante el verano, aunque nos centramos en las de exterior. Sin embargo, aunque a rasgos generales se tiene que hacer de la misma manera, en el caso de las plantas que tenemos dentro del hogar hay que llevar a cabo medidas concretas. Además, cuando nos vamos de vacaciones, nuestras plantas quedan desatendidas. Por eso, vamos a darte unos cuantos consejos.

Ya sabéis que el agua es absolutamente necesaria para la vida de las plantas. Cando se trata de las plantas de interior hay que tener en cuenta diferentes aspectos, sobre todo durante el verano, como el tamaño de la maceta, el material del que esté fabricado, el tipo de sustrato, la eficiencia del drenaje o la cantidad de luz, de calor y de humedad ambiental.

Dentro de muy poquitos días tendremos aquí la estación más esperada del año. Sin embargo, las plantas sufren enormemente los efectos del sol. Las que tenemos dentro de casa corren el riesgo de recibir los rayos del sol directos. Sin embargo, también es muy negativo para ellas la ausencia de luz. Por ese motivo, lo más recomendable es que intentes dejar las plantas en una habitación semioscura donde el sol no incida de pleno sobre el follaje.

Además, es recomendable que las agrupes cubriéndolas con un plástico para evitar la evaporación y conseguir que retengan mayor cantidad de agua. Gracias a eso, a la vuelta estarán sanas y salvas y listas para que volvamos a darles de nuevo los cuidados necesarios y podamos seguir disfrutando de ellas durante las siguientes estaciones del año.

Este verano podrás irte de vacaciones sin preocuparte de que tus plantas no sobrevivan a los efectos del calor.