Cómo cuidar los árboles frutales
Plantar árboles frutales puede ser todo un chollo, ya que además de que te sirvan como elementos decorativos en tu jardín sirven para recoger después un montón de fruta que tan buena es para nuestro organismo. Para que los árboles frutales se puedan desarrollar correctamente hay que cuidarlos bien y procurar que su ambiente y espacio sea el que necesita por especie y características. Sigue estos consejos y estarán en plena forma:

– Lo primero que debes hacer es calcular el tamaño que alcanzará en el futuro para ubicarlo en el mejor sitio posible y no tener que trasplantarlo después. Cada especie alcanza unas medidas aproximadas, aunque siempre puedes controlar su tamaño podando las ramas que llegan a molestar si están cerca de una ventana o bloquean una zona de paso.

– Cuando los plantes debe ser en un lugar muy luminoso, ya sea en maceta o en tierra, pero que reciba la luz, aunque tampoco los rayos del sol de manera directa ya que podrían quemarse las hojas.

– Un lugar ideal para su ubicación puede ser cerca de una pared, sobre todo si es de color blanco, ya que así la luz solar se repartirá por toda la superficie del árbol y no únicamente por la zona que la pared no estará tapando.

– Ten en cuenta que si los colocas cerca de una tapia es muy probable que las ramas sobresalgan a la calle cuando crezcan, así que vigila su poda para que no entorpezca el paso de quien pase por la calle.

– Tienes que tener en cuenta también la temperatura de la ubicación elegida ya que los árboles frutales necesitan un ambiente cálido y estable que no sufra drásticos cambios de temperatura.

– Debes mantener la humedad de la tierra siempre en el mismo nivel e impedir que se seque completamente, aunque ten cuidado que no se encharque ya que es malo que haya sequedad pero también lo es que su superficie se encharque.