Cómo cuidar la tierra de las macetas
La tierra en la que vayan a crecer las plantas tiene que ser uno de los puntos más importantes en los que te debes de fijar cuando comienzas a interesarte por el mundo de la jardinería. Si ya lo estabas, igualmente debe ser uno de los principales factores a tener en cuenta para poder cultivar cualquier planta, árbol, arbusto… Si la tierra no es buena o no es la adecuada, no valdrán de nada todos los demás cuidados que reciba la planta, así que se estropeará.

El entorno en el que se vayan a desarrollar las raíces debe ser el mejor para ellas, estando siempre en óptimas condiciones para sacarle el mayor partido posible y que no haya ningún problema en su crecimiento. Hoy me gustaría hacerte un par de recomendaciones para que sepas cómo tener bien cuidada la tierra de las macetas, así podrás disfrutar lo máximo posible de todas las plantas que decidas plantar.

Tierra común

Cómo cuidar la tierra de las macetas
Si utilizas tierra común en las macetas debes saber que se suele apelmazar, lo que provoca que el oxígeno no pueda pasar bien a las raíces y que no drene bien. Eso hace que muchas plantas se mueran, y para poder evitarlo debes cortar trocitos muy pequeños de mantillo corteza de pino y turba, utilizando la misma cantidad en ambos casos. Se recomienda hacer la mezcla un poquito más suelta añadiendo un poco de plástico granulado, arena de río o corcho blanco picado.

Cuidado con el agua

La otra principal preocupación en lo que a la tierra se refiere debe ser el agua de riego, ya que debes tener muy claro cuánta necesita para que la planta se desarrolle bien y en su justa medida. Cada planta tiene unas necesidades diferentes, así que es muy importante que sepas lo que le conviene a cada una. Como norma general, el encharcamiento es letal para cualquiera, así que es mejor que la tierra se vaya secando bien antes de que vuelvas a regar.