Cómo cultivar Boj
El Boj es una de las plantas más empleadas en jardinería y paisajismo gracias a su hermoso aspecto y a sus múltiples usos y cualidades.

El Buxus sempervirens (nombre científico en latín) es un arbusto de la familia de las Buxaceae originario de Europa, el norte de África y el oeste de Asia característico por su denso follaje perennifolio que lo hace ideal para crear hermosos setos en el jardín.

¿Quieres conocer más características del ejemplar así como sus cuidados más fundamentales? Te dejamos más datos a continuación.

Este arbusto de alrededor de 1 y 5 metros de altura y 1,5 metros de diámetro posee hojas enteras, opuestas y coriáceas de tipo perenne, lo que significa que se mantendrá vestido con un intenso color verde los 365 días del año. Esta es la característica que hace que definitivamente se encuentre entre los favoritos para la poda topiaria así como para crear setos en el jardín.

El boj también proporciona unas pequeñas flores blanquecinas, aunque lejos de lo que cabría esperar su aroma no es precisamente agradable.

Los requerimientos del ejemplar son una buena noticia para la mayoría, pues no requiere demasiados cuidados ni mantenimiento: no solamente se adapta a casi todo tipo de suelos (prefiere los de ph neutro y algo calizos) y a diferentes condiciones lumínicas (mejor semi sombra) sino que además es resistente al frío, al viento y a la sequía.

En cuanto al riego, lo mejor dejar que la tierra se seque ligeramente en verano para regar y hacerlo de forma moderada en invierno; ten en cuenta que si la planta se encuentra a pleno sol requerirá que riegues con más frecuencia para mantener la humedad del terreno.

La poda del boj suele realizarse recién plantado el ejemplar y a partir de entonces un par de veces al año para igualar las partes, limpiar el ejemplar y crear las formas que más nos gusten.

En cuanto a sus características negativas (que también las tiene) podríamos mencionar su lentísimo crecimiento de apenas algunos centímetros al año, el hecho de que sus hojas y semillas sean venenosas o la posibilidad de sufrir muchas plagas y enfermedades.