Cómo cultivar cactus
Los cactus se vuelven a imponer en el mundo de las plantas de interior. Estos vegetales son originarios de zonas muy áridas. La versión más vistosa y utilizada últimamente es la de mini-cactus, ideales para el interior del hogar. Pero también podemos encontrar una amplia gama de variedades, con distintas formas y presentaciones. Los siguientes consejos te serán de gran ayuda para iniciar en el cultivo de cactus, o cuidad algunas variedades para decorar el hogar.

Riego. Los cactus deben regarse entre primavera y verano, la cantidad dependerá en gran medida del sustrato. Es importante no repetir el riego hasta que el suelo esté bien seco. En invierno se puede humedecer una vez cada dos semanas o cada 20 días será suficiente. Recuerda que un riego excesivo es perjudicial para cualquier planta.

Temperatura. Soporta altas y bajas temperaturas, es algo que no afecta a los cactus, tampoco las grandes variaciones térmicas intradía. Esta es una de las razones por la cual se considera una especie muy fácil de cultivar.
El único cuidado que hay que tener, si se encuentran al aire libre, es ante las heladas muy fuertes; en este caso es mejor cubrirlos con un plástico o entrarlos en casa.

Abono. Los cactus se fertilizan en primavera y verano, pero nunca en invierno. También es importante saber que el abono no es indispensable para el desarrollo de esta planta, aunque hacerlo le ayuda en su crecimiento. Los más recomendados son los fertilizantes líquidos, sobre todo aquellos que contienen fósforo y potasio.

Sustrato. El mejor suelo para esta planta es el de tierra franca (arena, arcilla y humus en partes iguales) con un poco más de gravilla o arena para que facilite el drenaje del agua.

Cuidados. El cactus no necesita grandes cuidados, simplemente tener aire fresco una maceta con poca profundidad. Solo cambiaremos al cactus a otra maceta cuando su tamaño sea muy grande y pierda estabilidad. Al fondo de las macetas es recomendable colocar una capa de pequeñas piedras, para que el agua pueda salir sin problemas.

Reproducción. Los cactus se reproducen perfectamente por esquejes.