Cómo cultivar catnip
Hace unos días te hablamos sobre la nepeta cataria, también conocida como catnip, menta de gato o albahaca de gatos, una planta famosa por el efecto que tiene sobre los gatos. Pues bien, hoy vamos a contarte cómo cultivar esta especie en tu jardín.

La nepeta cataria es una planta perenne con tallo grisáceo, velluda y ramificada que alcanza 20-60 cm de altura. Tiene hojas opuestas, pecioladas, cordadas, con bordes dentados y peludas por el envés. Las flores numerosas son de color amarillentos y rosados manchados de púrpura, agrupándose en una espiga laxa pedunculada. La planta desprende un fuerte olor a menta que atrae a los gatos.

Semillas de nepeta cataria

En primer lugar tienes que adquirir semillas de nepeta cataria y plantarlas en una pequeña maceta. También es posible encontrar plantas ya crecidas en algunas tiendas de jardinería. Eso sí, ten en cuenta que plantar desde semillas es siempre mucho más económico. El mejor tiempo para sembrarla es a principios de primavera, en exterior.

Cómo cultivar catnip

Dónde ubicar la planta

Tras plantar las semillas deberás escoger un sitio soleado para ubicar la planta. Además, debes tener en cuenta que la nepeta cataria requiere un riego frecuente y mucho drenaje para evitar que el exceso de agua pudra sus raíces llevando a la muerte de la planta. Es cierto que esta hierba tolera sitios con algo de sombra y suelo pobre, pero es mejor que tenga algo de materia orgánica.

Otros consejos

También es importante mantener alejado al gato hasta que la planta crezca un poco, ya que podría comerse toda la planta o echarse encima de ella. Es buena idea poner una reja alrededor de la planta para evitar problemas, especialmente si hay más gatos en el vecindario.

Por otro lado, debes tener en cuenta que esta planta es de la familia de las mentas y, por tanto, se propaga con facilidad, pudiendo convertirse en una hierba dañina para tu jardín.