Cómo cultivar cosmos
El Cosmos es una de las plantas más bonitas que hay, con unas flores espectaculares y con colorido que le dan un toque muy especial a cualquier ambiente. Tiene su origen en México, aunque con las condiciones adecuadas se puede cultivar en cualquier lugar del mundo. Es una planta herbácea anual que puede alcanzar como máximo un metro de altura, así que puedes tenerla tanto en interiores como en exteriores.

El tallo es muy ramificado y sus hojas se dividen en segmentos, teniendo flores en cabezuelas de color amarillo que en la periferia pueden ser rosas, púrpuras o blancas. El Cosmos florece cuando llega la primavera y lo hace hasta que comienza el otoño, así que es una opción fantástica para decorar en los meses más calurosos del año, siendo perfecta para patios, terrazas y jardines.

Cultivo y cuidados

– Temperatura: lo ideal es una temperatura entre 15-20ºC en cualquier momento del año, soportando bastante bien tanto las temperaturas muy frías como las más calurosas. Si no quieres arriesgarte a las heladas, cuando llegue el invierno trasládala al interior o protégela con un plástico.

– Luz: es una especie que se desarrolla mucho mejor cuando recibe luz natural, así que lo mejor es tenerla en una ubicación soleada y, especialmente, en la que no haya sombra durante buena parte del día.

Cómo cultivar cosmos
– Riego: tiene que ser moderado, aumentándolo en primavera y verano ya que es cuando más rápidamente se absorbe el agua debido a las altas temperaturas.

– Suelo: será suficiente con utilizar tierra normal del jardín.

– Multiplicación: se debe hacer por semillas, durante el invierno o durante la primavera.

– Germinación: dependiendo de las condiciones, tarda entre 8 y 14 días, especialmente si está a 18ºC.