Cómo cultivar en macetas pequeñas
Cultivar plantas es pequeñas macetitas es algo que atrae a cualquiera: Parecen no necesitar demasiados cuidados, no ocupan demasiado espacio, son muy monas a nivel ornamental y son también perfectas para los primeros contactos de los niños con las plantas.

Si es la primera vez que lo haces, aquí dejamos algunos útiles consejos para que te atrevas de una vez por todas.

– Ve probando distintas plantas que te gusten; te sorprenderá ver que muchas de ellas no sólo resisten el crecimiento en estas macetas sino que además pueden desarrollarse con total normalidad. No obstante, ándate con ojo puesto que si la planta no florece probablemente debas trasplantarla a un recipiente más grande para favorecer su desarrollo.

– La luz solar es esencial para estas diminutas plantas, por lo que es importante que busques espacios bien iluminados (no importa que la luz solar sea directa o indirecta). En el caso de que no dispongas de demasiada luz solar o de que hayas preferido dedicársela a otros ejemplares más grandes o importantes para ti, busca para estas macetitas algunas plantas resistentes a la sombra o a la semisombra.

Cómo cultivar en macetas pequeñas
– Como en las plantas más grandes, debes eliminar las partes defectuosas que no hayan conseguido desarrollarse o se hayan marchitado o secado, pues además de dar más belleza a la planta le aportará más salud.

– Cuidado con el riego, pues si se te va la mano con el agua podrías ahogar literalmente a la planta. Ten en cuenta que es sustrato es muy escaso y una cantidad excesiva de agua muy probablemente pudriría las raíces.

– En relación con lo anterior y precisamente para que esto no ocurra debes ser cauteloso a la hora de escoger los recipientes, que deben favorecer un buen drenaje.