Cómo cultivar la zinnia
La zinnia es una planta preciosa y muy ornamental que da grandes flores y que es ideal para crer parterres en el jardín, aunque también se puede tener en una maceta para decorar el interior o cualquier parte del jardín. Si estás buscando una planta original, llamativa y muy bonita, sin duda cultivar zinnia es una de las mejores opciones, ya que aunque no sea de las más conocidas sí es una de las preferidas por los expertos en jardinería. Toma nota de estos consejos para saber cultivar la zinnia:

– Debes plantarla en macetas de unos 10 cm de diámetro. Cuando crezcan y tengan ya un tamaño razonable podrás plantarlas en el jardín.

– Necesita el sustrato conocido como sustrato universal o sustrato para plantas de exterior, aunque también puede valerle el sustrato para plantas de interior si tiene un pH entre 5,8 y 6,5.

– Las temperaturas recomendadas para la zinnia son entre 10 y 12ºC por la noche y entre 25 y 30 por el día. Si está en temperaturas inferiores a estas su desarrollo será mucho más lento, mientras que si está por encima será más rápido. Sea como sea, si no es la temperatura adecuada su crecimiento no será el correcto.

– Cuando la tengas recién plantada necesita mucho sol para poder desarrollarse. Si la vas a tener en el interior de tu hogar ponla cerca de una ventana que reciba el máximo de luz posible ya que si no recibe mucha sus flores no tendrán tanto color como deberían y serán menos bonitas, además de no tener tanta calidad.

– Las plagas más comunes que pueden aparecer en la zinnia son el pulgón, la mosca blanca y el thrips. En cuanto a las enfermedades, no son muy frecuentes pero las más propensas a aparecer son Mildiu, Botrytis y Alternaria.

– Si todas las condiciones son las necesarias, el tiempo de cultivo desde su plantación en maceta hasta que puedas plantarlas en el jardín suele ser de 6 a 8 semanas.