Cómo cultivar pimientos en el jardín
Si tienes un jardín y te gusta cultivar cosas que luego puedas consumir, me gustaría recomendarte hoy el cultivo de pimientos, que son deliciosos para utilizar después en una gran variedad de platos. En tu jardín puedes plantar tanto pimientos ornamentales que no valdrán para el consumo como los que sí puedes consumir y que son los mismos que puedes encontrar en cualquier mercado o supermercado.

Toma nota de estos consejos para cultivar pimientos en el jardín:

– Plantación: podrás hacerla directamente en la tierra del jardín o bien en macetas, jardineras o cualquier otro recipiente válido para cultivos. Los pimientos que sean para el consumo es mucho mejor que se cultiven directamente sobre el terreno.

– Iluminación: requieren mucha claridad así que lo ideal es que estén en un lugar en el que puedan recibir muchas horas de luz natural cada día. También podrían recibirla artificial aunque la natural siempre es mejor. El sol directo puede quemarlos así que ten cuidado con eso.

– Temperatura: necesita una temperatura media durante todo el año y que no pase ni mucho frío en invierno ni excesivo calor en verano.

– Sustrato: sirven varios pero lo mejor es que utilices tierra orgánica para que tengan una buena cantidad de nutrientes y se desarrollen lo mejor posible.

– Humedad: necesita que el grado de humedad sea constante y que no haya demasiada ya que podría no soportarla. Es preferible que haya poca humedad a que haya demasiada.

– Riego: será suficiente con regar una vez a la semana aunque cuando haga mucho calor lo mejor es hacerlo cada 2 ó 3 días. Es imprescindible que haya un buen drenaje para que el agua no se quede más tiempo del debido.

– Abono: tienes que hacerlo de forma periódica (variará en función de la variedad que estés cultivando).

– Plagas: la cochinilla es la que más puede afectarle, causando además daños que pueden ser irreparables.