Cómo dejar de matar tus plantas de interior
Con este título no quiero decir que seas un asesino de plantas pero puede que seas algo despistado o que no tengas tiempo suficiente como para poder cuidar a tus plantas de forma adecuada por lo que sin darte cuenta puedes que las estés matando cuando ellas sólo quieren vivir. Si ves que tus plantas se marchitan en casa es necesario que empieces a pensar qué es lo que está pasando para que se mueran y buscar estrategias para que revivan.

Si te has sentido identificado con el párrafo anterior ¡no te preocupes! Hoy quiero traerte algunos consejos para que tus plantas vuelvan a estar en perfectas condiciones pero también para que ellas te aporten más belleza a tu hogar y te ayuden a limpiar el aire de tu casa, porque si están sanas sólo tendrás beneficios en tu hogar.

Busca información

A veces compramos plantas porque nos parecen muy bonitas pero después si no se sabe cuidar de forma acertada, la pobre planta puede marchitarse e incluso morir por culpa de estar desinformados. Por este motivo resulta muy importante que si vas a comprar una planta te informes adecuadamente sobre los cuidados que requerirá para que se mantenga saludable y en buen estado.

Cambia de ubicación

Hay veces que cuando nos mudamos o cambiamos los muebles de casa, redecoramos o hacemos algún cambio dentro de nuestro hogar… cambiamos a las plantas de sitio sin pensar en las condiciones a las que estarán sometidas en ese nuevo espacio. Pero esto hay que pensarlo porque es posible que la nueva ubicación no le proporcione suficiente luz o que tenga demasiada.

Si ves que tu planta está marchitándose, cámbiala de lugar para ver si se recupera y riégala adecuadamente cada día para intentar revivirla.

Cómo dejar de matar tus plantas de interior

Cambia la maceta

Si ves que tus plantas empiezan a estar mal de repente es posible que sus raíces estén aplastadas y que necesites cambiarlas de maceta. ¿Tienes a tus macetas más de un año en el mismo macetero? Entonces es muy probable que necesite más espacio para crecer y para que sus raíces se sientan libres para poder absorber el agua y los nutrientes necesarios.

No esperes hasta que sea demasiado tarde para cambiarla de maceta por otra más grande porque te lo agradecerá reviviendo y dándote lo mejor de ella, además recuerda de ponerle una tierra de calidad.

¿Qué te parecen estos consejos para que no dejes morir sin querer a tus plantas? ¿Conoces algún consejo más que nos sea útil?