Cómo eliminar la cal del agua de riego
El riego es uno de los cuidados fundamentales en el mundo de la jardinería, y es determinante para que cualquier planta, árbol o cultivo pueda desarrollarse o no de forma correcta. Un riego excesivo, escaso o inadecuado puede hacer que lo plantado se estropee, y en algunos casos podría incluso llegar a morir. Así pues, debes tomártelo muy en serio y seguir al pie de la letra cualquier recomendación sobre este aspecto.

No todas las plantas necesitan el mismo riego, ya que las hay que requieren agua a diario mientras que otras es suficiente con regarlas una vez a la semana. Pero hoy no me centraré en la frecuencia de riego sino en uno de los problemas que puede tener el agua con la que vas a regar, y que es la cal. Hay que evitar que el agua la contenga, así que hoy te explicaré cómo puedes hacer para eliminarla y que así no llegue a tus plantas.

Agua con cal

Si vives en una zona en la que el agua del grifo contiene mucha cal y la utilizas para el riego, notarás que tus plantas no se desarrollan lo suficiente y que no adquieren el vigor o porte que deberían. Está claro que lo mejor en estos casos, y en realidad en cualquier caso, es utilizar agua de lluvia para el riego, pero si por algún motivo no puedes conseguirla, no te preocupes porque quitarle la cal al agua no es tan complicado.

Eliminar la cal

Cómo eliminar la cal del agua de riego
Hay un truco casero sencillísimo y que podrás llevar a cabo en cualquier momento para poder eliminar la cal del agua de riego. Consiste en añadir unas gotitas de limón o de vinagre al agua de riego, a la que tiene cal, obviamente. Gracias a eso, la cal se perderá y la planta podrá crecer mucho mejor, teniendo un aspecto mucho más sano, saludable y bonito.